Merkel exige un nuevo tratado con mayor integración para la Unión Europea

Contempla que el Tribunal Europeo pueda supervisar los presupuestos nacionales

(Archivo)

internacional

| 25.08.2012 - Actualizado: 18:30 h
REDACCIÓN
Más sobre: MerkelSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La canciller alemana, Angela Merkel, exige que este mismo año los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea acuerden la convocatoria de un grupo de trabajo para crear un nuevo fundamento jurídico con una mayor integración para los 27 países miembros.

En una información adelantada hoy por el semanario "Der Spiegel" se revela que el asesor de política europea de Merkel, Nikolaus Mayer-Landrut, ha comunicado ya la demanda de la canciller en conversaciones reservadas celebradas en Bruselas.

Añade que, según deseos de la jefa del Gobierno germano, en la cumbre de la UE de diciembre se deberá establecer ya una fecha concreta para la convocatoria del grupo de trabajo encargado de redactar el nuevo tratado de la UE.

La revista subraya que Merkel presiona ya desde hace un tiempo a sus socios europeos para completar el pacto fiscal acordado por los países del Eurogrupo con una unión política.

Los planes de Merkel contemplan, por ejemplo, que el Tribunal Europeo reciba atribuciones para supervisar los presupuestos nacionales de los países miembros y competencias para castigar a aquellos que no cumplan los criterios de déficit.

La revista destaca que la iniciativa alemana no ha sido bien acogida por parte de los socios europeos y que en un encuentro del llamado grupo de futuro, una reunión informal de trabajo de diez ministros de Exteriores, la mayoría rechazó la propuesta en ese sentido presentada por el titular alemán, Guido Westerwelle.

Igualmente destaca que algunos países como Irlanda desean evitar el riesgo de verse obligados a convocar un referendo, a lo que se verían obligados en el caso de redactarse un nuevo tratado.

Finalmente señala que otros socios estrechos de Alemania como Polonia son contrarios a la iniciativa de Merkel por considerar que existen escasas posibilidades de compromiso entre los 27 socios de la Unión Europea.