Merkel: Europa y el mundo lucharán juntos para frenar el cambio climático

Merkel sobre la decisión de Trump: "Es una decisión muy lamentable, y me expreso de manera muy contenida"

Italia confía en que EEUU reconsidere su opción de salir del Acuerdo de París

La UE y China se alzan como adalides de la lucha contra el cambio climático

internacional

| 02.06.2017 - 11:26 h

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que la decisión de EEUU de abandonar el Acuerdo del clima de París no frenará al resto de los países y garantizó que Alemania, Europa y el mundo unirán sus fuerzas, "más determinados que nunca", para afrontar el reto del cambio climático. "Es una decisión muy lamentable, y me expreso de manera muy contenida", manifestó Merkel en una comparecencia ante los medios en la Cancillería para analizar el paso dado ayer por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Merkel consideró que es el momento de "mirar hacia delante" y reiteró que Alemania cumplirá con todos los compromisos adquiridos en un acuerdo que es "imprescindible" para alcanzar las metas de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

"A todos aquellos que consideran importante el futuro de nuestro planeta les digo: continuemos juntos en el camino para tener éxito, por nuestra madre tierra", señaló.

El Acuerdo de París, apuntó, sigue siendo un "pilar" de la cooperación internacional, es necesario para "proteger la creación y nada puede ni debe pararlo".

"Esta decisión (de EEUU) no puede frenar y no frenará a todos los que nos sentimos comprometidos con nuestra tierra; al contrario, más determinados que nunca, uniremos todas las fuerzas en Alemania, en Europa y en el mundo para afrontar este gran desafío de la humanidad que es el cambio climático y superar con éxito este reto", recalcó.

La canciller se mostró "profundamente convencida" de que el acuerdo es una apuesta por el bienestar de todos los ciudadanos y creará dinámicas que generarán nuevas oportunidades en el mundo.

Aseguró que Alemania cumplirá con sus objetivos y con los compromisos financieros adquiridos, dirigidos a ayudar a países que, sin esas ayudas, no serían capaces de afrontar los retos del calentamiento global.

Merkel insistió en el que el proceso de negociaciones que comenzó hace dos décadas y que derivó en el "histórico" Acuerdo de París "no tiene marcha atrás" y llevará al éxito, aunque el camino sea "pedregoso", algo que ha comprobado ya en varias ocasiones en su vida política.

En este contexto, se mostró "conmovida e impresionada" por tantos grupos, países y empresas, sobre todo en Estados Unidos, que han manifestado su deseo de continuar en la senda emprendida. "Iremos juntos", manifestó Merkel para recordar que Alemania acoge en noviembre la próxima conferencia mundial del clima, en Bonn, donde ya acordó con el presidente francés, Emmanuelle Macron, dar nuevos pasos para la aplicación del Acuerdo de París.

ITALIA CONFÍA EN QUE ESTADOS UNIDOS RECONSIDERE SU RETIRADA DEL ACUERDO DE PARÍS

El primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, dijo hoy que confía en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconsidere la decisión de retirar a su país del Acuerdo de París sobre el clima, un pacto que supone "una ocasión de desarrollo para el Planeta". "Europa tiene fe en el Acuerdo de París. Italia, Francia y Alemania lo han dicho de forma muy clara. Espero que Estados Unidos se replantee la decisión que tomó ayer", afirmó Gentiloni a los medios.

El primer ministro italiano aseguró que el acuerdo contra el cambio climático "debe ser respetado" porque representa "un esfuerzo para el futuro del Planeta y una extraordinaria ocasión de desarrollo".

"No comprender que las energías renovables y el desarrollo sostenible hoy son una ocasión de desarrollo para el mundo es un grave error", añadió.

LA UE Y CHINA FIRMES DEFESNORES DEL ACUERDO DE PARÍS

La Unión Europea (UE) y China se reivindicaron hoy como firmes defensores del Acuerdo de París, un día después de que Donald Trump anunciara la decisión de retirar a Estados Unidos del pacto contra el cambio climático firmado por 195 países.

En la que según el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, fue "la más exitosa, fructífera y prometedora" cumbre bilateral de la historia, Pekín y Bruselas mostraron una unidad que, según el primer ministro chino, Li Keqiang, "será muy útil para un mundo cada día más inestable".

"Mientras China y la UE se comprometen con las futuras generaciones, EEUU comete un error histórico", añadió Tusk en un encuentro con la prensa que se retrasó más de tres horas respecto a lo previsto por la buena sintonía y el buen grado de acuerdo, según el líder de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

"La lucha contra el cambio climático, y toda la investigación y progreso que traerá consigo, seguirá avanzando, con o sin EEUU", dejó claro Tusk, quien señaló que la relación histórica y los lazos con el socio estadounidense "son más duraderos que las últimas y desafortunadas decisiones de la nueva Administración", en una crítica directa a Donald Trump.

Los mandatarios de China y la UE suscribieron una declaración conjunta en la que garantizan su "más alto compromiso político" con la aplicación del Acuerdo de París, firmado a finales de 2015.

La UE y China ven una oportunidad de mejorar sus economías y hacerlas más competitivas en los esfuerzos necesarios para combatir el cambio climático, frente a la elección de Trump de desmarcar a EEUU de esa revolución.