Merkel: el desempleo juvenil es el problema "más urgente" de Europa

Pide más compromiso a las élites económicas y critica que asuman "tan poca responsabilidad" por la situación actual

internacional

| 02.07.2013 - 21:20 h
REDACCIÓN
Más sobre: MerkelSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que el desempleo juvenil es probablemente "el problema europeo más urgente en estos momentos", pero ha advertido de que las dificultades del mercado laboral no se podrán solucionar "únicamente con dinero, sino sólo con reformas prudentes".

"El desempleo juvenil tal vez sea el problema europeo más urgente en estos momentos", afirma la canciller alemana en una entrevista concedida a los periódicos que conforman el grupo Europa, entre ellos 'El País', en la que recalca que "en ninguna parte se puede acabar con el desempleo de un plumazo".

Merkel niega que la relevancia que se ha dado recientemente al desempleo juvenil en el debate europeo tenga que ver con las elecciones que se celebrarán en septiembre, y asegura que este problema le preocupa "desde hace tiempo".

En este sentido, admite que el problema del mercado laboral tiene raíces profundas, por lo que reclamó "soluciones prudentes". "No es prudente, por ejemplo, que en algunos países se flexibilice el derecho laboral solo para los jóvenes y no para los mayores que tienen trabajo desde hace tiempo. En períodos económicamente difíciles, esto favorece el desempleo juvenil", apunta.

Asimismo, considera "insostenible" que en un continente que envejece, como es Europa, la tasa de desempleo juvenil sea "demasiado elevada". Merkel defiende que cuando hay defectos, son los políticos los que deben aportar por soluciones, e incidió en la importancia de evitar una generación perdida.

En esto contexto, Berlín acoge este miércoles una cumbre europea centrada en el empleo a partir de la cual, según Merkel, los países van a comenzar a intercambiar sistemáticamente experiencias muy concretas sobre medidas que funcionan. Así, señala que desde la reunificación Alemania tiene experiencia con una reducción efectiva del desempleo a través de reformas estructurales que ahora puede aportar a sus socios.

Preguntada por si el modelo a seguir son los 'minijobs' alemanes, Merkel asegura que no tiene intención de ampliar el sector de salarios bajos en su país, puesto que existe una gran demanda precisamente de mano de obra cualificada que no siempre se puede cubrir con trabajadores alemanes.

CRECIMIENTO Y AUSTERIDAD

Por otro lado, Merkel negó que en lo que hace Alemania exista un "enfrentamiento entre un presupuesto saneado y crecimiento", pero incidió que un mayor endeudamiento "nunca puede ser una solución" y que es necesario reducir los déficits para que los inversores internacionales recuperen la confianza y vuelvan a generarse márgenes financieros para invertir en el futuro.

En este aspecto, considera que ya se han experimentado "avances sustanciales" en Europa, y destaca que los déficits se han reducido a aproximadamente la mitad. Sin embargo, insta a no "perder la paciencia" y avanzar "paso a paso", y defiende que inversiones y ahorro van unidos uno a lo otro.

"El camino emprendido es correcto: consolidación presupuestaria, por un lado, y profundas reformas estructurales, por otro. Así se genera un crecimiento sostenible. Y luego cada país debe plantearse la pregunta concreta de con qué puede ganar dinero, qué industrias y qué servicios quiere", añade.

En este contexto, Merkel también lamenta que a menudo sean precisamente los que no tuvieron nada que ver con los errores que provocaron la crisis, los jóvenes y los más desfavorecidos, quienes hoy más padecen las consecuencias.

Así, apunta que con frecuencia las personas con capital ya hace tiempo que han salido del país o cuentan con otras posibilidades para protegerse. "Los ricos en los países más afectados por la crisis podrían ser muy útiles si se comprometieran más. Es muy lamentable que parte de las élites económicas asuman tan poca responsabilidad por la deplorable situación actual", critica.

DESCATA UNA NUEVA QUITA EN GRECIA.

En lo que respecta a Grecia, Merkel descarta la posibilidad de una nueva quita de la deuda helena y aseguró que el país ha realizado avances gracias a la "orientación muy reformista" del Gobierno de Antonis Samaras. "Parto de la base de que la deuda seguirá siendo sostenible", añade.

Acerca de la posibilidad de acelerar la unión bancaria, la canciller advierte de que "la velocidad sin un orden riguroso no sirve de nada", y recuerda que se está avanzando en todos los aspectos de la supervisión, cuyo organismo entrará en vigor el año que viene.

Asimismo, subraya que hay una serie de posibilidades de intervención que solo podrán darse modificando los tratados, y remarca que, aunque con el paso de los años éstas no se podrán evitar, ahora se debe hacer "todo lo que sea posible sin necesidad de modificarlos". "De lo contrario transcurriría demasiado tiempo hasta que ocurriera algo", alerta.