May dice que no activará la salida del Reino Unido de la UE antes de fin de año

Merkel insiste ante May que corresponde a Londres definir su relación con UE

Tras su visita a Berlín, la premier británica se reunirá con Hollande

Theresa May y Angela Merkel

internacional

| 20.07.2016 - 18:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Berlín, primer encuentro entre Angela Merkel y la primera ministra británica Theresa May, que mañana se reunirá en París con François Hollande.

Theresa May, ha reiterado ante la canciller alemana, Angela Merkel, que "brexit significa brexit", pero ha señalado que su país necesita preparar esas negociaciones y tener "claros" sus objetivos, por lo que no invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de fin de año.

En rueda de prensa en Berlín junto a Merkel en su primer viaje al extranjero como primera ministra, May ha asegurado que su país respetará, mientras sea miembro de la UE, "los derechos y obligaciones" que ello implica, y ha garantizado que el "brexit" no significa alejarse de los socios europeos, con los que desea mantener relaciones "fuertes" y "constructivas".

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió ante la primera ministra británica que corresponde a Londres "definir su relación futura con la UE", y reiteró que no se abrirán negociaciones para la salida del Reino Unido del bloque hasta que ese país no formalice su petición al respecto.

Ambas partes "defenderán sus intereses" cuando se dé ese paso, para lo que es preciso que el Reino Unido invoque el artículo 50 del Tratado de Lisboa, enfatizó la jefa del Gobierno alemán, en la que era la primera visita al extranjero de May desde que asumió su cargo.

Merkel destacó asimismo los "estrechos lazos" que unen a su país con el Reino Unido, a escala bilateral y multilateral, y dijo que ese debe ser el espíritu con que se lleven a cabo las futuras negociaciones.

El primer viaje al extranjero de Theresa May se produce después de que haya anunciado en el Parlamento la renuncia de Gran Bretaña a la presidencia de turno del Consejo Europeo.

En las conversaciones con los líderes europeos tras el Brexit sobre la política de inmigración, May ya anunciado que garantizará el deseo de los británicos de controlar la libre circulación de europeos.