Más de cien personas mueren en una nueva jornada de bombardeos y choques en Siria

Un desertor sirio asegura que Asad "empleará pronto" armas químicas

internacional

| 01.08.2012 - 17:16 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Más de un centenar de personas, la mayoría civiles, murieron hoy en una nueva jornada de bombardeos del Ejército sirio y choques contra los rebeldes, informaron grupos opositores. En sendos comunicados, los Comités de Coordinación Local y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntaron el fallecimiento de al menos 117 personas.

El Observatorio detalló que 88 de estas personas eran civiles y 29 efectivos de las fuerzas del régimen. Decenas de personas perdieron la vida en la localidad de Artuz, donde las tropas gubernamentales lanzaron una ofensiva militar con disparos y bombardeos, según las fuentes.

Estos ataques contra los feudos de la oposición armada se repitieron en la provincia de Alepo (norte), objetivo militar desde el pasado sábado. Los Comités detallaron que al menos setenta personas murieron en Damasco y sus alrededores -incluido medio centenar de personas en Artuz-, catorce en Alepo, doce en Idleb (norte), doce en Deir al Zur (este), siete en Homs (centro) y dos en la provincia mediterránea de Latakia.

En Deir al Zur, las fuerzas del régimen bombardearon la aldea de Sofeira Tahtani, mientras que tres miembros del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) resultaron abatidos en choques con las tropas en otras zonas de la provincia. En Idleb, fronteriza con Turquía, el Ejército atacó las zonas de de Ariha y Al Qasir, así como otras partes de la ciudad de Telbisa, ubicada en la provincia de Homs.

ASAD PODRÍA EMPLEAR PRONTO ARMAS QUÍMICAS

Un lugarteniente sirio refugiado en Turquía ha asegurado que el régimen sirio posee armas químicas y que las empleará si se ve seriamente amenazado. En declaraciones a la cadena turca NTV, Ahmed Kassim, lugarteniente desertado y refugiado ahora en un campamento de la provincia turca de Hatay, aseveró que "en cada centro de comando militar" hay almacenadas "de forma secreta" cierta cantidad de armas químicas, "especialmente en las provincias importantes".

Si el presidente sirio, Bachar al Asad, ve seriamente amenazada su posición, no dudará en utilizar estas armas contra su pueblo, estima el lugarteniente. "Nos da mucho miedo, y pensamos que puede ocurrir muy pronto", advirtió.

Hace diez días, el portavoz del ministerio de Exteriores sirio Yihad Makdissi había declarado en la televisión pública, que Siria jamás utilizaría "armas de destrucción masiva o armas químicas", excepto en el caso de una intervención extranjera.

Había asegurado también que estas armas están cuidadosamente controladas por el Ejército y que su uso sería decidido por los generales.

En una segunda declaración repitió, con mayor ambigüedad, que sólo una agresión externa justificaría el uso de estas armas "si es que existen", un dato que Damasco nunca ha aclarado oficialmente.