Marruecos tacha de "provocadora" la visita de Rajoy a Melilla, este jueves

El PP dice que la visita no es negociable

El PSOE afirma que Rajoy "está en su perfecto derecho a viajar donde quiera"

internacional

| 15.09.2010 - 16:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El primer ministro marroquí, Abás El Fasi, rechazó este miércoles, en su calidad de secretario general del partido nacionalista Istiqlal, la visita que el líder del Partido Popular español, Mariano Rajoy, tiene previsto realizar mañana a la ciudad de Melilla, y la calificó de "provocadora".

En una carta dirigida a Rajoy, difundida por la agencia oficial MAP, El Fasi considera que este viaje supone "un ataque manifiesto a la dignidad y al sentimiento nacional" de los marroquíes.

"Nosotros, en el partido del Istiqlal, expresamos nuestra profunda decepción y nuestro rechazo total a esta visita provocadora", señala en la carta El Fasi, para quien "este viaje no hará más que empañar el clima cordial que prevalece entre los dos países".

Para el primer ministro marroquí, "es un ataque a los sentimientos profundamente enraizados en el conjunto de componentes del pueblo marroquí y un comportamiento en contraste con el espíritu de amistad y los principios de buena vecindad y respeto mutuo, así como con las relaciones francas y sinceras entre los dos reinos".

Asimismo, El Fasi reitera su llamamiento a un "diálogo sereno y responsable en vistas de poner fin a la ocupación de las ciudades de Ceuta y Melilla y de las islas vecinas", que ya realizó en el Parlamento marroquí en un discurso el pasado 17 de mayo.

El Istiqlal es miembro de la Internacional Demócrata de Centro, y socio en ésta del PP, partido con el que tradicionalmente ha mantenido estrechas relaciones, que se han traducido en la presencia de dirigentes populares en los congresos de este partido marroquí.

La presencia de Rajoy en Melilla tendrá lugar casi un mes después de la visita del ex presidente del Gobierno José María Aznar, de la que el líder de los populares fue informado por quien fuera su antecesor al frente del PP.

Será la primera visita de Rajoy a la ciudad autónoma tras la polémica de este verano, surgida después de la denuncia de cinco jóvenes marroquíes supuestamente golpeados por fuerzas policiales españolas en la frontera con Melilla.

El Gobierno de Marruecos reprobó hasta con cinco comunicados la actuación de la Policía española hacia los ciudadanos de su país y los inmigrantes subsaharianos.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, zanjó la polémica el pasado 23 de agosto en un viaje a Rabat, en el que se entrevistó con el monarca alauí Mohamed VI y con su homólogo marroquí, Taieb Cherkaui, y en el que se prometió un aumento de la cooperación policial.

Lo que queda claro que la aireada protesta del régimen de Mohamed Sexto muestra cómo no ha terminado de cicatrizar la crisis política abierta en la frontera este verano.

EL PP DICE QUE LA VISITA NO ES NEGOCIABLE

En este sentido, el portavoz de Asuntos Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha asegurado que la visita "no es negociable ni una provocación" sino que es "un acto de soberanía del principal partido de la oposición".

El portavoz de Exteriores del PP ha afirmado que la "voluntad" de su partido es "llevarse bien con Marruecos" y mantener "buenas relaciones" con el país vecino "desde la transparencia, el equilibrio y el respeto mutuo". "Pero nosotros no lo hacemos a cualquier precio: la defensa de España y sus intereses es la prioridad sagrada y, desde luego Ceuta y Melilla son parte integral, irrenunciable e innegociable de España", ha recalcado.

Arístegui ha señalado que Mariano Rajoy es el jefe de la oposición y que "puede realizar el viaje que estime oportuno a cualquier parte del territorio nacional sin tener que pedir permiso a ningún dirigente".

Por eso, ha rechazado que se trate de "una provocación" y ha recordado que en Ceuta y Melilla han estado también el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, los Reyes de España o el ex presidente José María Aznar. "No veo por qué Rajoy va a tener vetada la entrada a una parte de España, que es irrenunciable e innegociable", ha concluido.

EL PSOE SUBRAYA QUE RAJOY ESTA EN SU PERFECTO DERECHO DE IR A MELILLA

Por su parte, el PSOE considera que Mariano Rajoy "está en su perfecto derecho a viajar donde quiera" y confía en que su viaje a Melilla "sea para ayudar", según han señalado fuentes de la dirección del PSOE.

ACTIVISTAS MARROQUIES ANUNCIAN PROTESTAS EN LA FRONTERA

Por su parte, la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos ha convocado para este jueves, a las 13,00 horas (11,00 horas marroquí), una protesta en la frontera de Melilla para rechazar la visita que en esos precisos instantes estará realizando a la ciudad autónoma el presidente del PP, según ha avanzado el presidente de federación de asociaciones marroquí, Abdelmonaim El Chouki.

Han repartido este miércoles pasquines en la frontera, en el lado marroquí, en el que animaban a todos los ciudadanos que en esos momentos pasaban a la localidad española del Norte de Africa a participar este jueves en la concentración de rechazo a Rajoy por considerar que se trata "de una visita provocativa", ya que llega la víspera del 513 aniversario de la españolidad de Melilla.

Según el panfleto repartido en la frontera, se subraya que "una vez más el Partido Popular derechista y extremista revela su política provocativa ante el pueblo marroquí y su integridad territorial, como procurar echar leña a la situación entre dos países vecinos como España y Marruecos".