Maduro rememora a Chávez en lo más bajo de su popularidad

Agradece el apoyo de sus seguidores a dos años de la muerte de su antecesor

internacional

| 06.03.2015 - 15:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Gobierno venezolano y sus seguidores comenzaron los actos que conmemorarán durante diez días el segundo aniversario de la muerte del entonces presidente Hugo Chávez y en la que el actual jefe del Ejecutivo, Nicolás Maduro, agradeció el apoyo que le ha brindado el chavismo desde entonces.

La muerte de Chávez este mismo día de 2013 tras perder una larga batalla contra el cáncer fue recordada hoy desde bien temprano con lanzamientos de fuegos artificiales en Caracas y concluyó con un acto religioso en el Cuartel de la Montaña, lugar donde reposan sus restos.

Este fue el evento principal del día encabezado por el presidente Nicolás Maduro, los poderes del Estado, familiares de Chávez, representantes diplomáticos, invitados internacionales y cientos de seguidores del comandante fallecido.

En el también conocido como el Cuartel del 4F, en alusión al intento de Golpe de Estado que lideró Chávez el 4 de febrero de 1992, se celebró la misa en la que la más pequeñas de sus hijas, Rosinés, recordó a su padre entre lágrimas.

"Has dejado una llama encendida (...) te amamos y te recordamos tu pueblo, tu familia, tu Rosi", leyó muy emocionada la adolescente, en este recinto enclavado en el popular barrio capitalino del 23 de enero y que a lo largo del día vio desfilar a miles de seguidores de Chávez frente a su tumba.

La ceremonia comenzó poco después de que sonara la salva de cañón desde este mismo recinto militar que recuerda todos los días a las 16.25 hora local (20.55 GMT), el momento de la muerte de Chávez.

La Fuerza Armada, institución que vio crecer a Chávez hasta otorgarle el grado de "comandante supremo", le rindió tributo en un acto en el que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, calificó a su superior como el hombre que "despertó al pueblo".

Padrino aseguró que "hoy en día todos aquellos que le adversaron, que le maltrataron, reconocen en Hugo Chávez a un verdadero líder" y se preguntó "quién puede señalarle un ápice de deshonestidad en sus ejecutorias".

Maduro no tomó la palabra durante el acto en el Cuartel de la Montaña pero en otro evento horas antes en la plaza Bolívar de la capital destacó que la jornada de hoy era "un día lleno de emociones, de sensibilidades, de recuerdos".

"Hace dos años exactamente a las 16.25 hora local, (20.55 GMT) de la tarde partió en vuelo eterno a la vida celestial quien fuera en esta vida el más grande líder que ha tenido Venezuela después de El Libertador Simón Bolívar: nuestro comandante Chávez", recordó.

Para el actual jefe del Ejecutivo, Hugo Chávez dejó su huella en el país a través de sus lecciones, doctrinas, ideas y amor, palabra esta última que, según Maduro, mejor describe a su mentor político. "Si hoy nos preguntarán (...) qué fue Hugo Chávez, una sola palabra lo describiría: fue amor", aseguró.

"La fuerza del amor profundo de la patria venezolana, fue la fuerza del amor de (Simón) Bolívar que resucitó como pueblo (...) el amor que lo puede todo, el amor que es la fuerza de dios, el amor que es la fuerza que crea y que lo hace todo", señaló.

Maduro también agradeció el apoyo recibido en los dos años transcurridos desde la muerte de Chávez por los venezolanos, pese a que la crisis económica que atraviesa el país haya hecho descender sus índices de popularidad, según las encuestas de los institutos Hinterlaces y Datánalisis, que ubican la aprobación de su gestión entre el 20 y el 30 por ciento.

"Tengo como presidente que elevar también una palabra, la más sentida y la más emocionada y decirle a ustedes hombres y mujeres, (...) dos años después tengo que dar las gracias más emocionadas por el apoyo que me han dado como presidente, dijo Maduro.

Un tiempo en que, aseguró, ha enfrentado "obstáculos, emboscadas" y un "ataque permanente", situación que, dijo, sabía que se presentaría en el país "desde el primer momento que el comandante Chávez me dio la orden de asumir la batuta".

Todo esto en una jornada en la que se confirmó la llegada a Caracas mañana de una delegación de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), encabezada por su secretario general, Ernesto Samper, en otro intento de reactivar el diálogo entre Gobierno y oposición, congelado desde mediados del año pasado.

Los cancilleres de Brasil, Colombia,y Eucuador viajarán a la capital venezolana con el objetivo de contribuir a la "despolarización" del ambiente político, según Samper.