Maduro despliega fuerzas venezolanas para advertir a potenciales agresores

internacional

| 15.01.2017 - 13:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un largo ejercicio cívico militar "antiimperialista" se desarrolló en Venezuela por orden del jefe de Estado, Nicolás Maduro, quien afirmó que con las maniobras se evitarán agresiones militares externas y advirtió de que si su país es desestabilizado, toda la región se verá gravemente afectada.

Maduro encabezó el ejercicio desde el céntrico estado Miranda, desde donde hizo contactos televisivos con diferentes generales y jefes de las maniobras que se ejecutaron en otras zonas del país en las que se exhibieron armas, tanques de guerra y combates simulados.

"Lo que estamos haciendo es llevando a la práctica todo el concepto estratégico, toda la teoría, toda la preparación y todo el armamento que está dispuesto para hacer a nuestro país un país que no pueda ser tocado jamás por ninguna potencia imperialista o por ningún lacayo que se atreva a agredir militarmente a nuestro país", dijo.

En cadena obligatoria de radio y televisión, agregó que en el llamado "Ejercicio de Defensa Integral Antiimperialista Zamora 200" participaron casi 600.000 personas entre militares y civiles, una actividad que, dijo, no tiene "precedentes en la historia militar de Venezuela".

También aseguró que "la estabilidad de Venezuela es la estabilidad de Suramérica y del Caribe", y advirtió de que si esa nación sudamericana "fuera desestabilizada, dividida y cuarteada" se desestabilizaría toda la región.

"Si Venezuela fuera agredida algún día por distintas modalidades de agresión nosotros tendríamos el derecho histórico de pasar de la defensiva a la ofensiva, tendríamos el derecho histórico de combatir en todo el territorio americano por la libertad de nuestro pueblo", insistió.

Ante todas estas posibilidades señaló que es "de interés común" de todo el continente defender la unión de Venezuela y su estabilidad política, social, económica y militar. Maduro también aprovechó que hoy se cumplen 161 años de la aparición de la virgen Divina Pastora en el occidental estado Lara para "invocar" sus bendiciones "para la paz" del país.

"Divina Pastora llénanos de tu paz, de tus bendiciones, de tu fuerza para darle paz, bendiciones y fuerza a nuestro pueblo, a nuestra patria Venezuela, a hacerla grande", pidió el presidente. Desde la multitudinaria procesión de la virgen, el arzobispo de Barquisimeto, Antonio López Castillo, rogó que se respete la Constitución nacional y llamó a los devotos a pedir que "el pueblo viva en libertad" y por una "Venezuela libre".

El arzobispo afirmó que la Virgen María protege contra "sistemas totalitarios que aplastan al pueblo" y exhortó al pueblo a seguir pidiendo "para que dios nos conceda y nos dé la Venezuela que queremos todos".

Durante esta actividad celebradas en Caracas enmarcada en el ejercicio cívico militar, el diputado chavista Diosdado Cabello dijo que Venezuela "sí es una amenaza", al comentar que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prorrogó ayer por tercer año consecutivo la "emergencia nacional" sobre el país caribeño.

"Nosotros le decimos desde aquí: Sí somos una amenaza porque queremos la paz, sí somos una amenaza porque somos socialistas, sí somos una amenaza porque somos revolucionarios, sí somos una amenaza porque somos chavistas", señaló el considerado número dos del chavismo.

"El imperialismo con su odio, atacando el señor Obama, destila su odio contra Venezuela, contra los hijos de esta patria, váyase de una vez que aquí seguirá la revolución bolivariana, váyase de una vez y deje en paz al mundo, deje en paz a los pueblos del mundo", agregó.

El dos veces candidato de oposición a la Presidencia de Venezuela y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, criticó, por su parte, las maniobras al señalar que se realizan mientras el pueblo sufre como consecuencia de la grave crisis económica. "Varios enchufados adelantaron el Carnaval, se disfrazaron contra su guerra imaginaria, pero la guerra contra el hambre no es con ellos!", escribió Capriles en su cuenta de Twitter.