Maduro denuncia "un eje Madrid-Bogotá-Miami" para "conspirar" contra Venezuela

EEUU pide a Maduro que cese en sus acusaciones sin base contra otros países

Bill Clinton pide la liberación de los "presos políticos" en Venezuela

España considera que las acusaciones de Maduro "carecen de fundamento"

Nicolás Maduro (Archivo)

internacional

| 20.02.2015 - 09:29 h
REDACCIÓN

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha denunciado la existencia de "un eje Madrid-Bogotá-Miami" para "conspirar" contra su Gobierno, como parte de los planes golpistas destapados en los últimos días.

"Yo denuncié apenas uno de los elementos que hay, ustedes saben que la derecha de Madrid, la ultraderecha de Bogotá y de Miami, han hecho un eje Madrid-Bogotá-Miami para conspirar contra nuestra patria", ha dicho durante su reunión con los Consejos del Poder Popular.

Maduro ha indicado que este supuesto eje, apoyado en los medios de comunicación, "saca barbaridades" sobre su Gobierno con "el visto bueno de la derecha de Venezuela". "Tiene la bendición de los dirigentes", ha afirmado.

"Todos los días, en la prensa de Madrid, en primera plana, salen mentiras, manipulaciones, para malponer a Venezuela en una campaña contra el país, contra la Revolución Bolivariana, como se hizo contra (Hugo) Chávez. Ahora la hacen contra mí", ha lamentado.

Maduro ha explicado que, aunque en el país hay libertad, "lo que no hay es impunidad para ofender a Venezuela". "Y que yo como presidente me quede callado cobardemente y no defienda los símbolos de nuestra patria", ha apuntado.

Maduro ha hecho estas declaraciones justo después de que las fuerzas de seguridad hayan detenido al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y hayan intentado "secuestrar" al líder opositor Leopoldo López en la cárcel militar de Ramo Verde.

EEUU PIDE QUE CECEN LAS ACUSACIONES FALSAS Y SIN BASE CONTRA OTROS PAÍSES

Estados Unidos pidió al Gobierno de Venezuela que cese en sus acusaciones "falsas y sin base" contra otros países para "distraer de los problemas reales" que enfrenta el país caribeño.

"Los problemas económicos y políticos de Venezuela son el resultado de las acciones de su Gobierno. Y el Gobierno debería dejar de intentar distraer la atención sobre estos problemas y centrarse en encontrar soluciones a través de un diálogo democrático entre los venezolanos", consideró en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, explicó que su canciller, Delcy Rodríguez, se reunió en esa jornada con los embajadores acreditados en su país para advertirles de la supuesta implicación del Gobierno de Estados Unidos en un plan de golpe de Estado para derrocarlo.

Maduro aseguró hace una semana que había sido frustrado un plan de golpe de Estado y que había sido detenido un grupo de militares de la fuerza aérea venezolana, una conspiración que, según su relato, habría sido "trazada" desde Washington y en la que también habrían participado dirigentes opositores venezolanos.

Estados Unidos respondió entonces diciendo que estas acusaciones, como otras anteriores de este tipo, son "ridículas" y no tienen fundamento, un mensaje que reiteró este jueves ante los últimos comentarios de Maduro sobre el asunto.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, consideró hoy que la afirmación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre la existencia de un eje Madrid-Bogotá-Miami contra su Gobierno "carece en absoluto de fundamento".

En declaraciones a medios españoles en París, García-Margallo mostró su "preocupación por lo que está sucediendo en Venezuela, agravado por la detención del alcalde de Caracas".

"Lo que está ocurriendo nos preocupa enormemente, pero, insisto, hablar de un golpe de Estado, de un eje Miami-Bogotá-Madrid, carece de conexión alguna con la realidad", señaló.