Maduro considera "excelente" el reconocimiento español a su proclamación

El Príncipe no irá a la toma de posesión de Nicolás Maduro

Capriles se ofrece a dialogar con el Gobierno y anula la convocatoria de una marcha

internacional

| 17.04.2013 - Actualizado: 19:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, consideró "excelente" la manifestación de respeto del Gobierno español a su proclamación ayer como ganador de las elecciones presidenciales realizadas el domingo.

"Excelente, muy bien Gobierno de España. Cuenten con nuestra amistad, con nuestro respeto", afirmó Maduro tras leer la declaración del Gobierno español expresando su postura con relación a los comicios, en los que Maduro logró un ajustado triunfo sobre el líder opositor, Henrique Capriles, quien no reconoce el resultado.

El Gobierno español manifestó que "respeta" la proclamación de Maduro como presidente electo una vez que se han cumplido "los trámites constitucionales y legales internos". En una nota del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno de España expresa "su deseo de que, en el marco de la Constitución, todos los actores políticos actúen con responsabilidad y respeto a las instituciones".

"RESPETO MÚTUO"

"¡Excelente, nuestro saludo al rey, al Gobierno de España, al pueblo de España; respeto mutuo, respeten para que los respetemos, respetémonos mutuamente", señaló Maduro, que leyó el comunicado durante un acto televisado del Gobierno.

La declaración del Gobierno español se produce después de que Maduro decidiera llamar a consultas a su embajador en España, Bernardo Álvarez, en respuesta a unas declaraciones del ministro español de Exteriores, Jose Manuel García-Margallo, sobre las elecciones.

García-Margallo abogó por un recuento electoral rápido en Venezuela para acabar con la actual situación de "interinidad" y por el "acuerdo y el diálogo" ya que el resultado de los comicios certificaba una "polarización muy fuerte".

Maduro respondió ayer advirtiendo al Gobierno español que esperaba que rectificara a tiempo porque si no tomaría medidas "ejemplares" en todos los órdenes, incluido, el económico. García-Margallo afirmó este martes que no pediría disculpas por sus declaraciones al entender que sus palabras fueron "medidas" y que se trata de un "malentendido" que sería aclarado.

EL PRINCIPE DE ASTURIAS NO IRA A LA TOMA DE POSESIÓN DE MADURO

El Príncipe de Asturias no asistirá este viernes a la toma de posesión del presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, a pesar de que el Gobierno español ha reconocido su victoria en los contestados comicios del domingo pasado.

La división del país y el clima de violencia generado como consecuencia del ajustado resultado electoral --no reconocido por la coalición opositora de Henrique Capriles-- ha pesado en una decisión que han analizado en las últimas horas el Ministerio español de Exteriores y Moncloa, en contacto con el Palacio de la Zarzuela.

Desde 1996, Don Felipe asume --por decisión del Ejecutivo-- la representación de España en las tomas de posesión de los presidentes iberoamericanos. Hasta la fecha, tan solo ha faltado a una de estas ceremonias por motivos políticos en 2010, con motivo de la asunción del mando presidencial por parte de Porfirio Lobo en Honduras tras un golpe de Estado que depuso al anterior presidente, Manuel Zelaya.

España sí estará representada en cualquier caso en la toma de posesión de Maduro, pero a un nivel menor, tal y como confirmó ayer el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo. Las fuentes del Gobierno consultadas no han podido concretar quién encabezará esa delegación, de la que no formará parte el jefe de la diplomacia española, pues el viernes emprende su primera gira por Oriente Próximo.

CAPRILES SE OFRECE A DIALOGAR CON EL GOBIERNO Y ANULA LA CONVOCATORIA DE UNA MARCHA

El líder opositor de Venezuela, Henrique Capriles, ofreció su disposición a dialogar con el Gobierno del presidente electo, Nicolás Maduro, para que se pueda resolver la "crisis" en el país tras los resultados de las elecciones del domingo y pidió a sus seguidores que no se movilicen este miércoles.

"Quiero decirle a los venezolanos y al Gobierno se lo digo, todos los que aquí estamos, estamos en la disposición de abrir un diálogo para que esta crisis pueda ser resuelta en las próximas horas", señaló Capriles en una rueda de prensa junto a su equipo de campaña.

El líder opositor, que ha dicho que no reconocerá los resultados hasta que se haga un recuento de todos los votos, pidió que ese diálogo se haga de manera apegada "a la Constitución" y a las "leyes de la República", después de que desde ayer se hayan registrado varios disturbios en el país.

El lunes, sectores de la oposición protestaron en las calles para pedir un recuento de los votos de los comicios del domingo, que Maduro ganó por un estrecho margen con 7.575.506 votos (un 50,78%), 1,83 puntos porcentuales más que Capriles, que logró 7.302.641 (un 48,95%).

Las autoridades dijeron este martes que en las manifestaciones se registraron siete muertos y sesenta heridos. "

Así como ustedes piden que aquí se haga un llamado a que no exista violencia, yo les exijo a ustedes también que cesen las persecuciones que hay contra personas que están ejerciendo su derecho a pedir una auditoría y un conteo de voto a voto", dijo Capriles que acusó al Gobierno de los hechos violentos. "Porque la democracia es eso", señaló al reiterar que el Gobierno de Maduro es "ilegítimo".

"Si ustedes no creen en la democracia salgan frente al país y digan que ustedes están dando un golpe de estado, que ustedes se convierten en un gobierno autoritario, un gobierno que no respeta la ley ni la Constitución y el pueblo venezolano", dijo. "He tomado la decisión: mañana no vamos a movilizarnos y le pido a todos mis seguidores recogerse. El que salga está en el lado de la violencia está haciéndole el juego al gobierno", indicó Capriles.

Venezuela eligió el domingo al sucesor del presidente Hugo Chávez (1990-2013), fallecido el pasado 5 de marzo víctima de un cáncer.