Maduro arremete contra la "amenaza imperial" de Donald Trump

Anuncia plan de justicia de "emergencia" para capturar "conspiradores" mientras proliferan nuevos cortes de calles espontáneos en Caracas para protestar contra Maduro

La fiscal general de Venezuela critica el nombramiento de jueces por el Parlamento

internacional

| 19.07.2017 - 16:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha arremetido contra Donald Trump , cuando continúan las revueltas en su país. Ha activado el Consejo de Defensa para responder a la "amenaza imperial", asegura Maduro de EEUU.

Maduro, aseguró que derrotará todos los "planes intervencionistas" de Estados Unidos y América Latina, y para ello instaló y declaró en sesión permanente al Consejo de Defensa de la Nación (Codena), para "defender el decoro" del país caribeño. Maduro activó el Codena para responder a la "amenaza imperial" de Estados Unidos, luego de que la Casa Blanca amenazara al país con "fuertes y prontas" sanciones económicas de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente, que pretende cambiar la constitución y cuyas elecciones están pautadas para el próximo 30 de julio.

"Vamos a movilizar una gran fuerza antiimperialista, y rumbo al 30 de julio tengan la seguridad de que vamos a derrotar definitivamente todos los planes intervencionistas del imperio y de sus cipayos de América Latina y del mundo", dijo el jefe de Estado en cadena obligatoria de radio y televisión. El Codena, según la constitución, "es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico".

MEDIDAS DE ESTADOS UNIDOS

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado que su país "no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona", y aseveró que "si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará fuertes y prontas acciones económicas".

El presidente estadounidense también se refirió a la consulta convocada este domingo por la oposición en la que votaron 7,6 millones de personas. "El pueblo volvió a dejar claro que apoya la democracia, la libertad y el estado de derecho", dijo.

Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos se mantienen en un punto muerto desde finales de 2008, cuando el entonces presidente Hugo Chávez expulsó al embajador norteamericano Patrick Duddy por presuntamente estar involucrado en planes de magnicidio, y desde entonces la relación se mantiene al mínimo

A LA CAZA DEL "CONSPIRADOR"

Maduro anuncia que mañana arranca un "plan especial de justicia de emergencia" para capturar a los "conspiradores" que, asegura, actúan en el país y señaló que se trata de una iniciativa que adelanta el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno. El jefe de Estado hizo el anuncio en un contacto telefónico al canal estatal VTV desde el palacio presidencial de Miraflores donde mantenía una reunión del Consejo de Defensa de la Nación (Codena) que activó hoy para "defender el decoro" del país ante una supuesta "amenaza imperial".

Dijo que se trata de "un plan especial de justicia de emergencia, combinado con el TSJ, la justicia militar, los órganos policiales", el ministro de Interior, Néstor Reverol y la vicefiscal general, designada por el Supremo pero rechazada por la Fiscalía, Katherine Harrington. Indicó que este plan especial "arranca a partir de mañana para la búsqueda y captura de todos estos conspiradores y para el castigo ejemplar".

También comentó que aunque la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa su Gobierno para cambiar la Carta Magna, y que será electa el próximo 30 de julio, le permitirá al Ejecutivo "abrir las puertas de esa justicia para la paz", el oficialismo está tomando medidas de justicia desde ya.

Previamente, Maduro aseguró que derrotará todos los "planes intervencionistas" de Estados Unidos y América Latina, y para ello instaló el Codena, una unidad que surge luego de que la Casa Blanca amenazara al Gobierno venezolano con "fuertes y prontas" sanciones económicas de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente.

El Codena, según la Constitución, "es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico".

NUEVOS CORTES DE CALLES ESPONTÁNEOS

Caracas amaneció hoy por segundo día consecutivo con numerosas calles cortadas al tráfico con bolsas de basura, ramas de árbol, escombros o tapas levantadas de alcantarilla en una nueva protesta espontánea de los ciudadanos contra el proceso constituyente activado por el presidente del país, Nicolás Maduro.

Participantes en estos bloqueos de vías difundieron a través de Twitter fotografías de calles y avenidas cerradas tanto en el este -de clase media y tradicionalmente hostil al chavismo- como en el oeste popular de la capital, donde el oficialismo dice seguir teniendo la hegemonía entre la gente.

Este nuevo "trancazo", como se conocen en Venezuela estos cortes de calles, se hacen al margen de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que ha convocado hasta ahora la mayoría de protestas contra Maduro en Venezuela. En el sector Los Palos Grandes del este de Caracas EFE constató el cierre a la circulación de varias calles y avenidas.

CRÍTICAS DE LA FISCAL

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, criticó hoy el nombramiento por parte del Parlamento -de mayoría opositora- de nuevos jueces del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en un proceso unilateral para renovar esta corte al no reconocer su legitimidad.

"Ese es el mismo problema también que designaron una vicefiscal al margen de la ley y designan unos magistrados... Yo creo que el Estado hay que ordenarlo", dijo Ortega en una entrevista en el canal privado Venevisión, al ser preguntada por su opinión sobre la designación de los magistrados paralelos, prevista para el viernes. "La gente lo que quiere es que haya orden. La gente lo que quiere es seguridad, tranquilidad, decencia. La gente está cansada de esas cosas anormales que no permiten que el Estado funcione y avance", concluyó Ortega, que se ha convertido, tras romper con el oficialismo, en una de las voces más duras con el Gobierno de Nicolás Maduro.

GUERRA ABIERTA DE PODERES

Venezuela vive una guerra abierta de poderes entre el Legislativo, en manos de la oposición, por un lado y el Ejecutivo y el Judicial. Este último es acusado de servir al Gobierno del presidente Maduro y cuya legitimidad no reconocen ni el Parlamento ni la propia fiscal.

Ortega denunció en abril la ruptura del "hilo constitucional" por parte del Supremo después de que este tribunal declarara en "desacato" al Parlamento y se atribuyera las funciones de la Cámara, una decisión vista como un "autogolpe" de Maduro por detractores del presidente que fue después parcialmente revocada.

La oposición ha arropado y aplaudido el posicionamiento respecto al TSJ y las denuncias de "terrorismo de Estado" por parte de Maduro de la fiscal, a quien el Supremo ha congelado las cuentas y prohibido salir del país mientras determina si hay motivos para enjuiciarla por "faltas graves" en el desempeño de su cargo.

La materialización del nombramiento de los jueces es parte de la "fase superior" de presión contra Maduro activada por la oposición tras la consulta del domingo pasado, celebrada por la oposición sin el reconocimiento del Gobierno y en la que participaron 7,5 millones de venezolanos, según los organizadores.

Un 98 por ciento de ellos rechazaron la Asamblea Constituyente activada por Maduro -que debe elegirse el 30 de julio- y pidieron la renovación de los poderes públicos. El Parlamento ha anunciado la formación de un "gobierno de unión nacional" para dar respuesta al "mandato del pueblo".