Macron, si gana, quiere presidir, no interferir en el día a día del Gobierno

Hollande ironiza sobre el proyecto de Le Pen de tener dos monedas

Pablo Iglesias llama a "votar" contra Marine Le Pen, pero no pide el voto para Macron

Greenpeace apela en la Torre Eiffel a los valores de Francia para evitar la extrema derecha de LePen en el Elíseo

internacional

| 05.05.2017 - 09:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El candidato socioliberal a las presidenciales francesas, Emmanuel Macron, afirmó que si gana el próximo domingo, no tiene intención de interferir en el día a día de su Gobierno, sino "presidir" y consagrarse, sobre todo, a la política europea, a la exterior, a la defensa y a la educación.

"No quiero gobernar, quiero presidir", subrayó en una entrevista a la emisora RTL Macron, quien añadió que eso significa "no interferir en todos los campos ministeriales y no meterme en todo".

El favorito de las encuestas puntualizó que eso no supone que vaya a retirarse de la gestión, pero sí que se consagrará en particular, de acuerdo con las competencias del jefe del Estado fijadas en la Constitución, al papel de Francia en Europa y a la política exterior y de defensa. Añadió que también tiene intención de consagrarse a la prioridad que es para él la educación.

NO DA PISTAS

Macron se resistió, como ha venido haciéndolo hasta ahora, a dar nombres sobre en quién piensa como su primer ministro. Se limitó a señalar que los criterios para su elección son "la competencia y la capacidad para dirigir" y que no ha informado a la persona elegida.

Preguntado sobre si piensa que va a resurgir en las legislativas la derecha, excluida de la segunda vuelta de las presidenciales (su candidato, François Fillon, quedó en tercera posición, tras él mismo y tras Marine Le Pen), respondió que "la recomposición de la política se hará en torno a las dos fuerzas que están presentes en la segunda vuelta".

Eso significa -confirmó- que serán su propio movimiento, En Marcha, y el Frente Nacional de Marine Le Pen, los que estructurarán el nuevo panorama político.

"TRANQUILO"

Macron, que dijo afrontar la votación del domingo con un ánimo "determinado" y "tranquilo", justificó su negativa a renunciar a diferentes elementos de su programa para atraer votos de candidatos que no le apoyaron en la primera vuelta, en especial después de la demanda en ese sentido del que fue el candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon.

"Si cediera a unos y otros -argumentó- (...) traicionaría al 25 % (obtuvo el 24,01%) de los votantes que me eligieron en la primera vuelta".

Añadió que "nuestra democracia se muere por la falta de coherencia" y que el "enfado" que manifiestan los franceses "viene de la ineficacia colectiva" y "si se pone agua tibia" en su programa "no se arregla ningún problema".

Mélenchon, que no ha pedido explícitamente el voto por Macron el domingo, pero sí ha lanzado un llamamiento para impedir la victoria de Le Pen, le había reclamado que abandonara su idea de una nueva reforma laboral para flexibilizar el mercado de trabajo. Macron quiere hacer esa reforma este mismo verano y por decreto para ir más deprisa.

HOLLANDE IRONIZA SOBRE EL PROYECTO DE LE PEN DE TENER DOS MONEDAS

El presidente francés, François Hollande, ironizó sobre el proyecto de la candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia Marine Le Pen de salir del euro y hacer convivir dos monedas en el país, idea que consideró como un primer paso para volver al trueque.

"El euro es la moneda de todos, la nuestra desde 2002. Los que quieren abandonarla no saben muy bien lo que quieren. Proponen tener dos monedas. Lo desaconsejo", dijo el presidente durante la visita a una empresa en el sur del país. Hollande, en tono irónico, señaló que "habría que llevar una moneda en el bolsillo derecho y otra en el izquierdo".

"¿Cuál se saca? Sería un lío, habría que volver al trueque y no creo que eso sea un avance hacia el progreso", indicó. El presidente, que ha pedido el voto en favor del socioliberal Emmanuel Macron en la segunda vuelta del próximo domingo, ha hecho hincapié en varias ocasiones en el riesgo que supondría el triunfo de Le Pen.

PABLO IGLESIAS LLAMA A VOTAR CONTRA LE PEN, PERO NO PIDE EL VOTO MPARA MACRON

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dejado claro que su formación es partidaria de "votar" contra la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas de este domingo.

"Nosotros lo hemos dicho muy claramente, hay que votar contra Le Pen", ha sentenciado en declaraciones a los medios en el Congreso, antes de participar en el coloquio 'De Tangentopoli a la Trama' junto al filósofo y senador italiano, Mario Tronti.

Iglesias no ha respondido sin embargo a la pregunta de si ese voto en contra de Le Pen implica, por lo tanto, pedir el voto a favor del candidato de En Marcha, Emmanuel Macron, a quien el partido califica de "banquero austericida" y al que responsabiliza, junto a sus políticas, del auge de la extrema derecha.