Los talibanes reclaman la autoría del ataque a un hotel de lujo en Kabul

Causó al menos diez muertos, entre ellos un extranjero y cuatro atacantes

internacional

| 21.01.2018 - Actualizado: 15:23 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los talibanes se atribuyeron hoy la autoría del ataque que esta noche causó al menos diez muertos, entre ellos un extranjero y cuatro atacantes, en el lujoso Hotel Intercontinental de Kabul.

"Decenas de extrajeros y mercenarios del enemigo murieron en el ataque suicida en Kabul en el Hotel Intercontinental contra una reunión del enemigo", indicó el portavoz talibán Zabihullah Mujahid en su cuenta de Twitter.

En un comunicado, el portavoz precisó que en el momento del ataque el establecimiento estaba "lleno" de estadounidenses y ciudadanos de otros países "invasores".

Los atacantes, que cifró en cinco, identificaron "cuidadosamente" a sus víctimas y mataron a los ciudadanos de los países "invasores" y a los miembros del Gobierno afgano, según la nota.

"Los miembros de la reunión que tuvo lugar con la participación de oficiales de la Administración de Kabul y estadounidenses fueron también atacados", detalló, en referencia a una conferencia sobre tecnologías de la información que tenía lugar en el hotel, organizada por el Gobierno afgano.

La acción comenzó sobre las 21.00 hora local del sábado (16.30 GMT) en el Hotel Intercontinental, situado en lo alto de una colina en el oeste de la capital afgana, y desencadenó enfrentamientos que se prolongaron durante cerca de doce horas.

El hotel, que ya fue objetivo de un ataque similar en 2011, cuando murieron 21 personas, es frecuentado por extranjeros y afganos adinerados y a menudo acoge fiestas privadas y eventos oficiales como ruedas de prensa, seminarios y conferencias.

Kabul fue objetivo en 2017 de graves ataques insurgentes.

A finales de mayo pasado se produjo en la ciudad el peor atentado ocurrido en Afganistán desde la caída del régimen talibán con la invasión estadounidense en 2001, cuando un camión cargado de explosivos causó 150 muertos y más de 300 heridos.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los insurgentes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.