Los Reyes de España llegan a Japón en un momento clave para la cooperación económica

internacional

| 04.04.2017 - 15:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia llegaron hoy a Tokio para iniciar su primera visita a Asia como Reyes en un momento crucial para los intereses económicos españoles en relación con Japón, ante el próximo acuerdo de libre comercio de este país con la UE y las perspectivas que se abrirán tras el "brexit". El avión de la Fuerza Aérea española en el que viajan los Reyes tomó tierra en torno a las 16:50 hora local (8:50 GMT) en el aeropuerto tokiota de Haneda, donde fueron recibidos, entre salvas disparadas en su honor y en medio de un fuerte viento, por el viceministro japonés de Exteriores, Motome Takisawa, así como por el embajador español en Japón, Gonzalo de Benito, y japonés en España, Masashi Mizukame.

Será mañana a primera hora cuando el emperador Akihito y la emperatriz Michiko acojan a sus invitados en el Palacio Imperial con una ceremonia de bienvenida a la que asistirá el primer ministro, Shinzo Abe, y con la que se inaugurará una intensa agenda de tres días que contribuirá a reforzar la cooperación bilateral en el terreno económico, científico y cultural.

Los emperadores ofrecerán mañana a los Reyes una cena en su honor, a la que están invitados el Príncipe Naruhito y la Princesa Masako, y acompañarán además a sus invitados el viernes durante la tercera y última jornada de su visita de Estado, para la que los cuatro se desplazarán en un tren de alta velocidad Shinkansen hasta la ciudad de Shizuoka, unos 170 kilómetros al sudeste de la capital.

La víspera, un encuentro con el primer ministro Abe convertirá el Palacio de Akasaka en escenario para la presentación de un conjunto de siete acuerdos hispano-japoneses en materia laboral, comercial, científica, diplomática, turística, deportiva y cultural, tres de los cuales serán suscritos mañana.

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, que acompaña a los Reyes en la visita, firmará con su homólogo japonés, Fumio Kishida, el primero de ellos, dedicado a posibilitar que los jóvenes de cada uno de los dos países pueda trabajar en el otro un periodo máximo de un año durante estancias turísticas.

La secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, suscribirá con el viceministro Hirofumi Katase un memorando de cooperación económica e industrial que fomentará los intercambios comerciales y las alianzas en terceros países, mientras que la de Investigación, Carmen Vela, formalizará por parte española un documento para favorecer investigaciones médicas conjuntas.

Además, en Akasaka se presentarán tres memorandos ya suscritos -sobre colaboración en gestión deportiva, lucha antidopaje y deporte inclusivo, para la formación recíproca de diplomáticos y sobre gestión de actividades turísticas-, así como un acuerdo entre el Museo del Prado y el periódico Yomiuri Shimbun para la organización en Tokio y Kobe de una gran exposición sobre Velázquez.

El importante capítulo económico de la visita se concentrará en la jornada del jueves, cuando Felipe VI mantendrá un encuentro con presidentes y altos directivos de importantes multinacionales japonesas, entre ellas cinco de las siete principales, y presidirá una reunión del Comité Bilateral de Cooperación Empresarial, en el que participarán unos 300 empresarios del país asiático.

Un centenar de representantes de compañías españolas explorarán con ellos oportunidades de negocio en áreas como infraestructuras, industria, alta tecnología o agroalimentación, con la vista puesta en la avanzada negociación comercial UE-Japón y las perspectivas que se abren para España ante el "brexit", ya que el país asiático busca inversiones que le garanticen acceso al mercado único europeo.

La Reina Letizia aprovechará su ausencia en este foro para visitar el hospital de la Universidad de Keio, una institución puntera en investigación médica donde conocerá de primera mano los trabajos de su Centro de inmunoterapia para ofrecer tratamientos personalizados a los pacientes de cáncer y los avances de su Centro de Genética frente a las enfermedades raras.