Los Reyes cancelan su visita de Estado a Francia por el accidente aéreo

Los Reyes visitarán el centro de crisis francés antes de regresar a España

Felipe VI iba a hablar ante la Asamblea Francesa, un privilegio concedido a menos de una veintena de personalidades

internacional

| 24.03.2015 - 08:32 h
REDACCIÓN

La tragedia aérea del vuelo que se estrelló hoy en los Alpes franceses con 150 ocupantes a bordo, unos 40 de ellos españoles, tiñó de luto el viaje de Estado de los Reyes de España a Francia, que habían llegado a París justamente cuando se acababa de conocer el accidente. Los Reyes de España cancelaron su visita de Estado a Francia como consecuencia del accidente aéreo del Airbus siniestrado en los Alpes franceses, en el que viajaban 150 personas, unos cuarenta de ellos españoles.

Con un intenso programa de actos para los próximos tres días, cuidadosamente preparados por las autoridades galas en gran sintonía con las españolas, el accidente cayó como una losa sobre Felipe VI y la Reina Letizia, y transformó por completo la ceremonia de bienvenida, cuando todavía no se conocían los detalles, y la primera reunión con el presidente francés, François Hollande.

VALLS LES TRASLADÓ LAS PRIMERAS NOTICIAS

El primer ministro francés, Manuel Valls, encargado de recibir a los Reyes en el Hôtel des Invalides, les aportó los primeros datos sobre la catástrofe al término de un vistoso acto, con himnos, revista de tropas y desfile, celebrado al aire libre, en el patio de honor del palacio.

La seriedad y preocupación era patente en los rostros de todos y las peores sospechas se confirmaron cuando, tras recorrer el centro de París en una impresionante caravana escoltada por 28 motoristas y 126 jinetes, Felipe VI y su esposa llegaron al Palacio del Elíseo y se reunieron con el presidente de la República.

Más de una hora después, acompañados también por Manuel Valls y el titular español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, el monarca y Hollande improvisaron una declaración a las puertas del Elíseo, con la Reina Letizia y Margallo también presentes.

SUSPENSIÓN DE LA VISITA

En nombre de todos, Felipe VI expresó su consternación por el "terrible accidente" aéreo, sin supervivientes y con "un número muy elevado de españoles", resaltó, entre las víctimas, además de pasajeros alemanes y turcos, y trasladó sus "condolencias sinceras y de todo corazón" a las familias que habían perdido a sus "seres queridos".

También anunció que, de acuerdo con Hollande y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, había decidido suspender la visita de Estado "a la espera de poder encontrar fechas futuras en las que continuar esta visita en la que se había puesto mucho esfuerzo, mucho trabajo y mucha ilusión", en el marco de las "excelentes" relaciones entre Francia y España.

Por su parte, Hollande compartió el sentimiento de pesar por el "drama" de los Alpes y aseguró comprender la decisión de anular el viaje de Estado, el primero del reinado de Felipe VI, y confirmó que la intención es celebrarlo más adelante, en cuanto sea posible.

VISITARON EL CENTRO DE EMERGENCIAS ANTES DE REGRESAR A MADRID

Antes de retornar a Madrid, los Reyes acudieron a una reunión en la sede del Ministerio del Interior en la que participaron Hollande, Valls, el ministro Margallo y altos responsables de la seguridad y los servicios de emergencia franceses para conocer información de primera mano sobre el siniestro.En la sala de pantallas de la sede de Interior, Felipe VI y la Reina Letizia vieron imágenes en tiempo real del lugar de la catástrofe, cuyo aspecto es dramático, con los restos del aparato esparcidos por una zona montañosa, y recibieron los últimos detalles en poder de las autoridades galas.

Felipe VI aprovechó para expresar su agradecimiento por la respuesta dada por Francia ante la tragedia y destacó en especial la "rapidez, eficacia y profesionalidad" demostrada por todos los equipos movilizados.

De camino al aeropuerto, de donde los Reyes partieron sólo cinco horas y media después de haber aterrizado esta misma mañana, Felipe VI habló con el presidente alemán, Joachim Gauck, para compartir solidaridad ante la tragedia, en la que han perdido la vida al menos 67 alemanes que formaban buena parte del pasaje.

La suspensión de la visita ha dejado pendiente un completo programa de actividades institucionales y culturales, entre las que destacaba la inauguración, esta misma tarde, de una gran exposición sobre Velázquez en el Grand Palais y una cena de gala en el Elíseo en la que el Rey español iba a pronunciar el primero de sus ocho discursos previstos para estos tres días. El más importante de todos estaba previsto para mañana miércoles, ante la Asamblea Nacional, una oportunidad reservada en Francia a muy pocos mandatarios extranjeros.