Los refugiados entran en Croacia pese al cierre de 7 pasos fronterizos

Hungría aumenta a seis las provincias en "estado de crisis" por la inmigración

Hungría comienza a construir la valla fronteriza con Croacia

internacional

| 18.09.2015 - 07:31 h
REDACCIÓN

Croacia cerró siete de sus pasos fronterizos con la vecina Serbia después de que en menos de 48 horas entraran por allí más de 11.000 refugiados de Oriente Medio, confirmó el Ministerio del Interior croata.El portal de noticias croata "24sata" informa de que a pesar de la medida, los refugiados siguen entrando por el campo abierto.

El paso fronterizo de Bajakovo, junto a la autopista Belgrado-Zagreb, sigue abierto. El ministro del Interior croata, Ranko Ostojic, había anunciado anoche que su país podría verse obligado a cerrar la frontera con Serbia por un tiempo determinado. "En caso de una nueva ola de refugiados de grandes proporciones como ésta, tendremos que bloquear la frontera, para poder estabilizar la situación humanitaria de la gente que ya ha entrado", dijo el ministro.

La televisión pública croata HTV mostró anoche que los refugiados estaban entrando en Croacia por todos los pasos fronterizos en el este, con Serbia, y que se movían, de pie o en medios de transporte privados o públicos, tanto por las carreteras, vías férreas, así como senderos a través de los campos.

La emisora evaluó que ese flujo demuestra que policía ha perdido el control de la situación. Al mismo tiempo, la prensa local asegura hoy que se ha estabilidad la situación en la ciudad fronteriza croata de Tovarnik, donde ayer se produjeron escena caóticas.

Los refugiados tienen prisa en moverse hacia el oeste del país, primero a Zagreb y desde allí a la Eslovenia. A través de Eslovenia quieren llegar a Austria, desde donde pretenden viajar a Alemania y Suecia.

Medios croatas informan de que Eslovenia ha cerrado la vía férrea con Croacia después de recibir ayer un tren con el primer grupo de más de 300 refugiados. La mayor parte de estos refugiados fueron devueltos a Croacia, un pequeño grupo parece haber podido acceder a Eslovenia para seguir su viaje hacia Austria, informan los medios locales.

HUNGRÍA EMPEZÓ A CONSTRUIR LA VALLA FRONTERIZA CON CROACIA

Por su parte, el primer ministro de Hungría, el conservador Viktor Orbán, anunció que ya su país ha iniciado la construcción de una valla alambrada de metro y medio de altura a lo largo de 41 kilómetros en la frontera con Croacia. "Defenderemos las fronteras del país. No era esto a lo que nos preparábamos en los últimos 20 años, no queríamos un mundo así", dijo Orbán en una entrevista a la radio pública "Kossuth".

Budapest ya había anunciado la construcción de una valla en parte de la frontera con Croacia y ahora el primer ministro puntualizó que ésta tendrá en su primer tramo 41 kilómetros. "Tendremos que hacer la misma acción que hemos hecho en la frontera serbio-húngara", explicó Orbán, aludiendo a la valla de unos 175 kilómetros construida en ese lugar.

Anoche, 453 refugiados entraron en Hungría desde Croacia de forma ilegal, informó la policía, en las cercanías del punto de encuentro de las fronteras húngaro-croata-serbia. Según la reciente ley de inmigración, el cruce ilegal de la frontera es un delito en Hungría, con penas de hasta tres años de cárcel, aunque hasta el momento los tribunales han optado por dictar expulsiones de los inmigrantes interceptados.

Respecto a la violenta intervención policial contra un grupo de refugiados en el cruce fronterizo de Horgos, Orbán repitió que inmigrantes "armados" atacaron el país. "Sabemos quiénes han organizado el ataque contra el Estado húngaro desde territorio serbio", aseguró el primer ministro, agregando que las autoridades magiares han interceptado un supuesto terrorista, aunque no dio más detalles.

Hungría selló el pasado 15 de septiembre su frontera con Serbia, por lo que miles de refugiados han decidido modificar su ruta vía Europa Occidental, para pasar por Croacia y Eslovenia. Ante la llegada de más de 11.000 refugiados en menos de 48 horas, Croacia cerró esta madrugada siete de sus ocho pasos fronterizos con la vecina Serbia, confirmó el Ministerio del Interior croata.