Los refugiados cogen ruta por Croacia, al dejarles pasar de camino a Alemania

Interceptan en Hungría a 366 refugiados por cruce ilegal de la frontera

internacional

| 16.09.2015 - 11:52 h
REDACCIÓN

El primer ministro de Croacia, Zoran Milanovic, ha dicho que todos los refugiados de Oriente Medio que acudan a su país podrán atravesarlo en su camino hacia Alemania. "Van a poder pasar por Croacia, nosotros les vamos a ayudar en ello", manifestó el jefe de Gobierno, citado por la emisora N1, después de que los primeros grupos de inmigrantes cruzaran esta mañana la frontera croata-serbia.

Según la agencia de noticias croata Hina, el socialdemócrata Milanovic informó de que unos 150 refugiados entraron en Croacia durante la noche pasada. "Tendremos en mente ante todo los intereses de Croacia, su seguridad, pero tampoco olvidaremos que somos personas, en su mayoría cristianos", declaró Milanovic.

Señaló que su país está preparado para aceptar y orientar a los refugiados "hacia donde quieren ir", indistintamente de su religión y color de piel. En ese sentido, Milanovic criticó la política migratoria del Gobierno de Hungría, de carácter conservador y nacionalista, como "nociva y peligrosa".

"Los muros que se elevan no sólo no detendrán a nadie sino que mandan un mensaje horroroso y peligroso (...) La alambrada en Europa en el siglo XXI no sólo no es una respuesta sino que es una amenaza", aseguró el primer ministro croata.

Los primeros autobuses con refugiados de Oriente Medio llegaron hoy a Croacia procedentes de Serbia, lo que supone una nueva ruta para aquellos que intentan alcanzar Europa Occidental. Ese cambio se produce después de que Hungría cerrara ayer su frontera con Serbia para impedir el paso de miles de inmigrantes por su territorio.

Mientras, la presidenta de Croacia, la conservadora Kolinda Grabar Kitarovic, pidió a Milanovic convocar una sesión del Consejo de Seguridad Nacional para tratar de la crisis migratoria al máximo nivel estatal, informó Hina.

Grabar Kitarovic indicó que la situación "se vuelve compleja día a día" y señaló que con su propuesta quiere llamar la atención por "la ola de refugiados, y sus posibles implicaciones sociales, económicas y de seguridad". Según la presidenta, la crisis migratoria no terminará pronto incluso si se produce un acuerdo en la Unión Europea (UE) sobre las cuotas de reparto de refugiados.

INTERCEPTAN EN HUNGRÍA A 366 REFUGIADOS POR CRUCE ILEGAL DE LA FRONTERA

Paralelamente, las autoridades húngaras interceptaron el martes a 366 refugiados por cruzar de forma ilegal la frontera con Serbia, en la primera jornada después del cierre de la misma, según informó la policía.

Desde ayer el simple cruce ilegal de la frontera es un delito en Hungría que puede ser penalizado con entre uno y tres año de cárcel, y se si hace armado o se daña la valla construida para detener a los inmigrantes hasta con cinco años.

En el caso de los refugiados detenidos los juicios se iniciarán en pocos días en la ciudad de Szeged, en el sur del país. De todas formas, como han adelantado juristas, las sentencias determinarán penas condicionales y los refugiados serán expulsados del país hacia Serbia. En los días previos a la entrada en vigor de la ley, habían llegado a Hungría varios miles de personas cada día.

Los refugiados que llegan a la frontera húngaro-serbia, esperan entre los dos países a poder entregar sus solicitudes de asilo ante las autoridades de Hungría. Centenares de refugiados pasaron la noche allí y después de que ayer hubo protestas de inmigrantes que pedían poder entrar en territorio húngaro, esta mañana la situación estaba tranquila, según informó el portal Index.

El Gobierno húngaro declaró el estado de crisis en dos provincias que lindan con Serbia "debido a la situación causada por la migración masiva", según el portavoz del Ejecutivo, Zoltán KovácsEl estado de crisis durará medio año (con la posibilidad de prorrogarlo) y en ese tiempo el Gobierno puede intensificar los controles fronterizos, y la Policía y el Ejército asumir las tareas de registrar a los solicitantes de asilo.

Ante el cierre de la frontera, los primeros grupos de refugiados empezaron a desviarse anoche desde Serbia hacia la frontera con Croacia, a donde pretenden entrar para seguir su viaje hacia Eslovenia, para llegar a Austria y después a Alemania.