Los reformistas arrasan en Teherán y se llevan los 30 escaños en liza

Elecciones en Irán

internacional

| 28.02.2016 - 11:54 h
REDACCIÓN
Más sobre: iránSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La lista de candidatos reformistas y moderados por Teherán en las elecciones parlamentarias del pasado viernes arrasó y se llevó los 30 escaños de la circunscripción, según los últimos datos provisionales anunciados por el Ministerio del Interior.

En un comunicado oficial, los responsables del recuento de votos explicaron que, con casi dos tercios de los votos escrutados de la capital (2.633.905), este grupo copa todos los escaños. Los candidatos reformistas también dominaron las elecciones para la Asamblea de Expertos, con 14 de los 16 escaños por Teherán, y que se prevé determinante en los próximos años al ser la encargada de elegir un nuevo líder supremo.

Anoche, el recuento provisional de las elecciones parlamentarias en la capital, con 1,2 millones de votos escrutados, le daba a los reformistas y moderados 29 de los 30 diputados, en un duro golpe a los "principalistas" (conservadores), que pueden incluso perder su mayoría en el Parlamento.

El único "principalista" que entonces aparecía como elegido era Gholamalí Hadad Adel, consuegro del líder supremo del país, Alí Jameneí, que ahora quedó fuera de la Cámara.

La lista reformista está liderada por Mohamadreza Aref, exvicepresidente bajo el Gobierno reformista de Mohamad Jatamí (2001-2005) e incluye también como número dos a Alí Motaharí, una de las voces más activas para exigir la rehabilitación de los líderes del movimiento "verde" y mayores libertades sociales y políticas en el país.

Las autoridades iraníes darán a conocer hoy el resultado final, que apunta a un virtual empate entre los "principalistas", que actualmente cuentan con 167 diputados y el dominio absoluto de la Cámara, y los moderados y reformistas aliados del presidente, Hasán Rohaní, y que defienden sus políticas de apertura al exterior y reforma económica.

Durante la jornada de votación del viernes en Teherán fue evidente el apoyo mayoritario que el bloque reformista y moderado estaba recibiendo de los ciudadanos. En los colegios electorales de toda la capital, particularmente en la zona norte, más acomodada, los votantes no hicieron nada por ocultar el masivo apoyo que otorgaban al bloque de Rohaní, mientras que los "principalistas" brillaban por su ausencia.

El apoyo ciudadano se extendió también al expresidente Hashemí Rafsanyaní, a Rohaní y a sus candidatos para la Asamblea de Expertos que obtuvieron 14 de los 16 escaños en dicho cuerpo por Teherán. La votación para ese organismo, compuesto por 88 clérigos chiítas y encargada de elegir a un nuevo líder supremo en caso de vacante, se prevé determinante para los próximos años, dados los 77 años de edad del actual líder, Alí Jameneí.

Las estimaciones oficiales de la participación en las elecciones cifraron en unos 33 millones, aproximadamente el 60% del censo electoral, el número de votos registrados durante la votación. Las mesas electorales de Teherán cerraron ayer, tras casi 16 horas de votación y cinco prórrogas sobre el horario establecido debido a la gran afluencia de electores que participaron en los comicios.