Los rebeldes libios controlan las principales fuentes de energía de Trípoli

internacional

| 20.08.2011 - 20:02 h
REDACCIÓN
Más sobre: LibiaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Los rebeldes libios aseguran haber tomado el control de la terminal petrolera de Brega, en el este del país, y de la refinería de Zauiya, en el oeste, con lo que se han hecho con las principales fuentes de energía del régimen de Muamar Gadafi.

La toma de la refinería de Zauiya, a unos 50 kilómetros al oeste de Trípoli, la capital oficialista, constituye el último éxito logrado por los insurgentes sobre el terreno. Este centro energético produce unos 120.000 barriles diarios de crudo y es actualmente el principal proveedor de carburante para el bastión del coronel libio. La semana pasada, los rebeldes tomaron el control de parte de la ciudad y, sobre todo, de la ruta que comunica con la frontera de Túnez, con lo que cortaron las vías de aprovisionamiento del Gobierno de Gadafi.

Además, la cadena de televisión Al Yazira difundió este sábado imágenes de grupos de insurgentes en la terminal petrolera de Brega, otro proveedor de energía para la capital. "Controlamos la mayor parte de la ciudad. Hemos librado duras batallas para llegar allí, pero hoy podemos decir que hemos doblegado los focos de resistencia de los gadafistas en la mayor parte del territorio de Brega", indicó el coronel Mohamed el Rojeili.

Otra victoria de los rebeldes ha sido la toma de Zlitan, unos 150 kilómetros al este de Trípoli. Los combates continúan en esta parte del territorio libio y los rebeldes han perdido a más de 30 de sus hombres y matado a unos 40 gadafistas desde el viernes, añadió el militar rebelde.

Los insurgentes también anunciaron que Abdul Salam Jalloud, 'número dos' y mano derecha de Gadafi, rompió su lealtad al régimen y se unió a las filas rebeldes en la ciudad de Zintan, según anunciado por la emisora de televisión opositora Libya Hurra.