Los Príncipes de Asturias dejan California agasajados entre incunables

Con una cena en la exquisita sala de retratos de la Huntington Library

internacional

| 17.11.2013 - 19:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Una cena en la exquisita sala de retratos de la Huntington Library, una prestigiosa institución cultural californiana que alberga varios incunables en su valiosa colección de tesoros bibliográficos, sirvió hoy para despedir a los Príncipes de Asturias en su viaje oficial por California.

Nada más aterrizar en los EEUU, el pasado miércoles, los príncipes acudieron a la histórica misión del Carmel para rendir homenaje ante su tumba a Fray Junípero Serra, artífice de la construcción de lo que hoy es el Estado de California, y hoy su despedida también giró en torno a la figura del franciscano español.

Porque el pretexto para la cena era su visita a la bien documentada y muy didáctica exposición abierta en esta institución cultural, titulada "Fray Junípero Serra y el legado de las misiones de California" para dar fe de la vida del fraile mallorquín y del significado histórico de su obra.

EXPOSICIÓN SOBRE FRAY JUNÍPERO SERRA

La muestra, en palabras del propio príncipe Felipe pronunciadas en un brindis, supone un "ejemplo de colaboración" entre las instituciones españolas y la Huntington Library que da "claro testimonio de la fortaleza de los vínculos que unen nuestros dos países".

Acompañado por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, el presidente de las Islas Baleares, José Ramón Bauzá, el embajador de EEUU en España, James Costos, y los máximos responsables de la Huntington, recordó la relevancia que ha adquirido en este tiempo el legado de las misiones de Junípero Serra, hoy con cerca de 50 millones de americanos procedentes de la cultura hispana.

La exposición conmemora el 300 aniversario del nacimiento del fraile mallorquín, acontecimiento que se suma al 500 aniversario de la llegada a La Florida por parte de Juan Ponce de León y al quinto centenario del descubrimiento del Pacífico para los ojos europeos.

Estas efemérides, subrayó el Príncipe, "nos han dado una maravillosa ocasión para reflexionar sobre nuestra historia compartida y llevar nuestra cooperación bilateral, ya excelente, a niveles aún más altos".

La sede de la institución educativa está ubicada en San Marino, a 12 millas de Los Ángeles, en el palacete que a comienzo del siglo XX erigió como su residencia el magnate del ferrocarril Henry E. Huntington, rodeado de un privilegiado jardín botánico.

Las tenues luces que de noche decoran los jardines acompañaron la llegada del Príncipe Felipe y su esposa Letizia, que enseguida se adentraron, guiados por el profesor de la Universidad de California Steven W. Hackel, en la vida mallorquina de Fray Junípero, en su labor evangelizadora, primero en México y, a los 55 años, en California.

250 PIEZAS DE GRAN VALOR

Un total de 250 piezas, entre cuadros, libros, mapas, manuscritos, dibujos, manualidades indígenas, ilustran de forma vistosa y ordenada la trayectoria y el tiempo histórico de un español ahora más reconocido en EEUU que en España, salvo en Mallorca, donde nació, concretamente en la población de Petra.

Hay muchos objetos procedentes de España, como la partida bautismal del fraile, o el registro de defunción de la misión del Carmel, donde murió en 1784, así como manuscritos de su puño y letra con relatos de sus viajes y experiencias.

Además de descubrir detalles poco conocidos de su persona, como el hecho de que usara gafas, la exposición sirve como telón de fondo a una época crucial para California porque las misiones conformaron una red cultural, geográfica y vital que aún pervive.

La Hungtinton guarda muchos tesoros, y como gesto de atención hacia los Príncipes, su presidente, Steven Koblik, había seleccionado varias joyas bibliográficas que han tenido el privilegio de contemplar, y casi tocar, fuera de sus vitrinas.

MANUSCRITOS INCUNABLES

Había un manuscrito de Carlos V firmado en 1546, otro de Fernández de Oviedo, la Historia General y Natural de las Indias, de 1514, o una biblia impresa en Alcalá de Henares en 1514 con los textos sagrados escritos en latín, griego y hebreo.

Además, en la sala principal de la biblioteca les esperaban una Biblia de Gutemberg, de la cual sólo hay 12 ejemplares en el mundo, una primera edición de la Divina Comedia impresa en 1472, o una edición de 1405 de los Cuentos de Canterbury, entre otros incunables.

Terminado su periplo por California, entre conmemoraciones y actos organizados para promover las relaciones económicas y comerciales con EEUU, los Príncipes de Asturias parten mañana hacia Miami, donde les aguarda la memoria de otro personaje histórico, Juan Ponce de León, que bautizó La Florida ahora hace 500 años.