Los partidos alemanes multiplican sus actos mientras los sondeos siguen inamovibles

Angela Merkel (CDU)

internacional

| 21.09.2017 - 19:19 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Los partidos alemanes pisaron hoy el acelerador a tres días de las elecciones, multiplicando mítines y entrevistas, mientras los sondeos apenas registran cambios y siguen dando al bloque conservador de la canciller, Angela Merkel, como claro vencedor.

Las dos encuestas de intención de voto publicadas hoy bosquejaron un Bundestag (cámara baja) muy similar al que han perfilado de forma coincidente todos los estudios difundidos en la últimas semanas.

El sondeo de YouGov otorgó a la Unión Cristianodemócrata y a la bávara Unión Socialcristiana (CDU/CSU) el 36 % de los sufragios; seguidos por el Partido Socialdemócrata (SPD), con un 23 %; La Izquierda, con un 10 %; la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), también con un 10 %; el Partido Liberal (FDP), con un 9 %; y Los Verdes, con un 7 %.

El estudio del instituto GMS, por su parte, da a los conservadores el 37 % de los apoyos y a los socialdemócratas el 22 %, con los ultraderechistas como tercera fuerza, con el 10 %, seguidos por La Izquierda y el FDP (9 %) y Los Verdes (8 %).

Merkel, que solo ha avanzado durante la campaña que nunca pactará con AfD ni con La Izquierda, destacó en un mitin en Giessen (centro del país) que Alemania es estable y está "preparada contra las tormentas exteriores".

En una apretada agenda, protagonizó otros dos mítines en pequeñas localidades del oeste de Alemania, en los que volvieron a protestar pequeños grupos de ultraderecha, y concedió una entrevista radiofónica, en la que dudó de la viabilidad financiera de las promesas electorales del candidato socialdemócrata, Martin Schulz.

En la entrevista se le pidió a Merkel que manifestara qué pregunta le gustaría hacer a su rival socialdemócrata, a lo que esta manifestó: "¿Cómo piensa pagar todo lo que ha prometido?".

El SPD promete aprovechar los actuales superávit del Gobierno federal para garantizar el acceso universal gratuito a las guarderías, para invertir en educación e infraestructuras y para ayudas a la formación continua de los desempleados.

La CDU/CSU también ha puesto el énfasis en las inversiones, pero apuesta al mismo tiempo por una rebaja fiscal para las clases medias y por seguir amortizando la deuda pública.

La canciller evitó criticar directamente a AfD, pero puso en duda de forma indirecta sus credenciales democráticas con una apelación directa a los electores: "Vayan, por favor, a votar y voten por los partidos que defienden al 100 % la Constitución".

Mientras Merkel se centraba hoy en los pueblos, Schulz se dirigió a las ciudades, con sendas intervenciones en Hannover y Colonia.

Volvió ahí a insistir en las diferencias programáticas entre el SPD y la CDU/CSU, y apeló al votante indeciso.

En Hannover, el líder socialdemócrata volvió a insistir en que el programa de los conservadores es complaciente, mientras el suyo persigue una mayor justicia social.

"¡Nosotros no evadimos las injusticias de nuestro país", aseguró ante varios miles de militantes, en su mayoría jubilados.

Apurando la campaña, Merkel tiene previstos tres mítines mañana, entre los que destaca el que ofrecerá en Múnich (sur), mientras que el candidato socialdemócrata intervendrá en dos actos, el principal en Berlín.

Con las encuestadas muy asentadas en las últimas semanas, el debate político en Alemania se centra en las posibles coaliciones de gobierno tras el domingo.

Se esperan por primera vez seis partidos con presencia en el Parlamento, pero los expertos sólo ven viables en estos momentos dos coaliciones, ya que AfD está por principio excluida de cualquier ecuación política.

La primera posibilidad es reeditar la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas, una fórmula que ninguna de las dos partes quiere; y la segunda es un inédito tripartito con la CDU/CSU, los liberales y Los Verdes, cuya negociación sería muy compleja por las diferencias entre los dos pequeños.