Merkel y Sarkozy "imponen" el pacto por la competitividad en la Eurozona

Una cumbre extraordinaria del Eurogrupo en marzo podría ultimarlo

"Francia y Alemania vamos a demostrar que defendemos el euro,no sólo como moneda sino como proyecto político"

Merkel afirma que todos los países de la eurozona deberán acercar sus políticas económicas a las del Estado que lo haga mejor

Bruselas y el BCE reforzarán su vigilancia sobre la aplicación de los planes de ajuste en los países periféricos

internacional

| 04.02.2011 - 11:53 h
REDACCIÓN

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigieron esta mañana al resto de países de la eurozona que adopten en los próximos doce meses "medidas concretas" para reforzar la competitividad de sus economías y evitar una nueva crisis de deuda.

Bélgica y Austria rechazan las reformas económicas que pide Alemania como parte de su Pacto de Competitividad, en concreto la supresión de las cláusulas de revisión salarial y el retraso de la edad de jubilación. La canciller Angela Merkel exige estas medidas como contrapartida al refuerzo del fondo de rescate para los países endeudados.

Los jefes de Estado y de Gobierno han dado un mandato al presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para que de aquí a marzo presente ideas sobre cómo mejorar la coordinación de políticas económicas de los países de la eurozona y reforzar la competitividad.

La canciller alemana Angela Merkel dejaba traslucir su contenido: Se trata de que todos los países de la eurozona deberán acercar sus políticas económicas a las del Estado que lo haga mejor. Básicamente se trataría de aumentar la coordinación de las políticas económicas nacionales y mejorar las cuentas públicas: La prohibición por ley de los déficit excesivos, la eliminación de las cláusulas de indexación automáticas de los salarios a la inflación, el aumento de la jubilación o una armonización mínima del impuesto de sociedades son los principales puntos de ese pacto.

El primer ministro belga, Yves Leterme, ha dicho que está "en absoluto desacuerdo" con las propuestas de Alemania, que significarían suprimir la indexación automática de los salarios según la inflación que existe en Bélgica. "Los Estados miembros deben tener margen para llevar a cabo sus propias políticas", ha señalado.

"No creo que sea posible que la Unión Europea regule la edad de jubilación porque hay grandes diferencias en los diferentes países", ha señalado por su parte el canciller austriaco, Werner Faymann, que también ha criticado que se quiera "interferir" en las negociaciones salariales.

"No creo que sea posible que la Unión Europea regule la edad de jubilación porque hay grandes diferencias en los diferentes países", ha señalado por su parte el canciller austriaco, Werner Faymann, que también ha criticado que se quiera "interferir" en las negociaciones salariales.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo este jueves que la cuestión de las cláusulas de revisión salarial debe decidirse en el diálogo social entre sindicatos y patronal. Irlanda, además insistió en que su impuesto de sociedades, el más bajo de la UE, es sagrado.

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han presentado durante el almuerzo al resto de líderes europeos sus propuestas para un Pacto de Competitividad, que pretenden que se aprueben en marzo. Pero ambos dirigentes han mantenido una actitud "muy discreta" y no ha habido debate sobre las propuestas entre los Veintisiete, según fuentes diplomáticas.

Los jefes de Estado y de Gobierno han dado un mandato al presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para que de aquí a marzo presente ideas sobre cómo mejorar la coordinación de políticas económicas de los países de la eurozona y reforzar la competitividad.

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han presentado durante el almuerzo al resto de líderes europeos sus propuestas para un Pacto de Competitividad, que pretenden que se aprueben en marzo.

UN EJE FRANCO ALEMAN EXTREMADAMENTE FUERTE

Merkel y Sarkozy lo escenificaban al comienzo de la cumbre con una declaración conjunta: "Francia y Alemania van a demostrar que defendemos el euro. No sólo como moneda, eso se da por supuesto, sino que el euro es también un proyecto político", ha dicho la canciller alemana. "Queremos mostrar claramente que en el plano político, en tanto que UE pero también en tanto que países de la eurozona, queremos converger y ello supone una cooperación económica más estrecha".

"Queremos concluir un Pacto de Competitividad y mostrar que nuestra cooperación política es cada vez más estrecha", ha insistido Merkel.

Para ello, todos los países de la eurozona deberán acercar sus políticas económicas a las del Estado que lo haga mejor, ha indicado, sin citar expresamente a Alemania. Además, se invitará al resto de países de la UE a participar en el Pacto si lo desean. "El objetivo es que durante un año podamos demostrar con medidas muy concretas que somos extremadamente serios sobre este Pacto. No se trata de palabras sino de hechos, de mostrar que Europa tiene la ambición de ser un continente competitivo", ha resaltado la canciller.

"Francia y Alemania están trabajando conjuntamente, mano a mano, con una voluntad absoluta de sostener al euro, de defender al euro, que consideramos un elemento fundamental de la construcción europea", ha resaltado por su parte Sarkozy."Queremos reforzar la competitividad de Europa y de su Economía, queremos hacer converger las diferentes economías europeas", ha detallado. "Estamos de acuerdo sobre un plan estructural para aportar la respuesta a los desafíos que afectan a Europa (...) Esta respuesta es una integración más fuerte de las políticas económicas", ha subrayado el presidente francés.

"Es un eje entre Alemania y Francia extremadamente fuerte al servicio de una ambición europea estructural que nos permita responder a los retos a los que se enfrentan nuestras economías", ha señalado.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, respaldó este jueves, durante la cumbre hispano-alemana de Madrid, la idea de Berlín de dar una serie de pasos para aumentar la competitividad europea.

REFUERZO Y FLEXIBILIZACIÓN DEL FONDO DE RESCATE EUROPEO

Este pacto por la competitividad ha sido interpretado como la contrapartida exigida por Berlín como condición para aumentar la capacidad de financiación del fondo de rescate, del que Alemania es el principal contribuyente.

Según el borrador de conclusiones de la cumbre de Bruselas, los líderes europeos también acordarán hoy este refuerzo del fondo, creado en mayo pasado para socorrer a los países afectados por la crisis de la deuda. De acuerdo con el texto, los dirigentes dejarán en manos de sus ministros de Economía la definición de propuestas concretas, de manera que éstas puedan ser adoptadas en una próxima reunión de líderes que se celebrará en marzo, siguiendo el calendario exigido por Alemania.

El reforzamiento del fondo forma parte de un conjunto de medidas más amplio que incluye un incremento de la vigilancia sobre los países sometidos a presiones del mercado -como por ejemplo España o Portugal, aunque el borrador no las cita expresamente- por parte de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

También incorpora una mejora de las condiciones de los programas de asistencia financiera a Irlanda y Grecia (aunque no especifica en qué términos), la celebración de una nueva ronda de exámenes de solvencia a la banca o el endurecimiento de la disciplina fiscal.