Los líderes europeos abordarán la tragedia de Lampedusa en la próxima cumbre de octubre

Bruselas anuncia 30 millones adicionales para atender a los refugiados que lleguen a Italia en 2013

Barroso dice que Europa no puede mirar a otro lado en el tema de inmigración

lampedusa_barrooso

internacional

| 09.10.2013 - 19:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Italia llevará la tragedia de Lampedusa y la necesidad de una mayor cooperación europea en materia de inmigración a la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que tendrá lugar en Bruselas el 24 y 25 de octubre, según ha anunciado este miércoles el primer ministro italiano, Enrico Letta.

"Discutiremos de manera urgente este asunto, que no estaba en la agenda, pero que es importante tratar", ha indicado Letta en una rueda de prensa en Lampedusa, tras visitar los lugares de la tragedia acompañado por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y por la comisaria de Interior, Cecilia Malmström.

Letta ha advertido de que la presión migratoria sobre Lampedusa y la cantidad de muertes en el mar de inmigrantes que tratan de llegar a suelo comunitario "es un drama europeo", para el que es necesario actuar conjuntamente.

También ha recordado que Italia ocupará la presidencia de la Unión Europea en el segundo semestre de 2014 y aprovechará esta posición para mantener el debate de la migración entre las prioridades de Europa.

"Sabemos que la Comisión Europea corre el riesgo de tener las manos atadas si todos los Estados miembros no entienden que éste es un drama europeo", ha criticado el mandatario italiano, quien se ha comprometido a hacer "todo lo posible" para captar la atención de sus socios europeos.

Barroso, por su parte, ha expresado el pesar de la Unión Europea por lo sucedido y ha afirmado el compromiso de la UE. "La Comisión hará todo lo que pueda para cambiar la situación. Nuestros esfuerzos no empiezan hoy, hemos hecho mucho en los últimos años, pero esta tragedia servirá para dar un impulso a nuevos pasos", ha apuntado.

Tanto Barroso como Letta han coincidido en la dureza de las imágenes que han visto durante su recorrido por Lampedusa, unas imágenes que el presidente de la Comisión se ha comprometido a "transmitir" a los líderes europeos para "movilizarlos". "Las instituciones europeas no tenemos aviones ni navíos, pero podemos usar los recursos de los Estados miembros y coordinarlos mejor", ha añadido.

30 MILLONES DE EUROS

Además, el jefe del Ejecutivo comunitario ha anunciado una ayuda adicional "de hasta un máximo de 30 millones de euros" en 2013 para atender a los refugiados que llegan a Italia, para lo que los servicios de la Comisión trabajarán con las autoridades italianas y asegurar así que los fondos llegan a quienes lo necesitan.

Un dinero que Malmstrom ha confiado en que sirva para "elevar los estándares" de centros de acogida como el de Lampedusa, del que el propio Letta ha admitido que "no" es digno de un país civilizado.

Barroso y Malmström han viajado a Lampedusa acompañados de Letta y del viceprimer ministro italiano y responsable de Interior, Angelino Alfano, un día después de que los 28 acordaran crear un grupo de trabajo para examinar mejores formas de colaboración y control ante los flujos migratorios que llegan por mar a los países del sur.

Malmström, además, solicitó a los gobiernos europeos "apoyo político y recursos" para una "gran operación de seguridad y rescate" que cubra todo el arco del Mediterráneo, pero no consiguió compromisos concreto ni en cuanto fondos, ni en cuanto plazos.

Pese a todo, Alfano ha celebrado que "nunca hasta ahora he escuchado a Europa tan cerca" y ha destacado que "por primera vez" los países del norte de la UE fueron más allá de las "palabras de solidaridad" y "reconocieron que Lampedusa es la puerta a Europa" que usan los inmigrantes que escapan de conflictos o de la pobreza de los países africanos.

ABUCHEOS A SU LLEGADA

Nada más llegar a la isla, la comitiva se ha dirigido al hangar en donde se hallan los féretros de los casi 300 cuerpos recuperados desde el pasado jueves y a las puertas del lugar han sido abucheados y han recibido gritos de "vergüenza" y de "asesinos".

Las personas que les increparon también les instaron a visitar el centro de acogida de inmigrantes, en donde el número de acogidos supera con creces la capacidad de la instalación.

Esta parada no estaba prevista inicialmente en la agenda oficial, pero ha sido incluida en la ruta a última hora como una "visita rápida" porque no tenía sentido acudir a Lampedusa y no pasar por el centro de inmigrantes, según ha reconocido Letta.

Por otro lado, el primer ministro italiano ha anunciado que se rendirá tributo a los fallecidos en este último naufragio con funerales de Estado, si bien no ha ofrecido más detalles sobre el lugar o la fecha para su celebración.