Los Hermanos Musulmanes avisan: "el juego sucio" llevará a una revolución

Shafiq podrá concurrir a las elecciones en Egipto

Clinton advierte a Egipto que "no puede haber vuelta atrás" en su transición

El presidente del Parlamento egipcio cuestiona el veredicto de disolución

Egipto, banderas Carrusel (Egipto, banderas Carrusel)

internacional

| 15.06.2012 - 12:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

A sólo 24 horas de las elecciones en las que el candidato de los Hermanos Musulmanes y el último primer ministro de Mubarak compiten por la presidencia de Egipto, la transición en el país se tambalea.

Una decisión judicial ha disuelto el parlamento devolviendo su poder a los militares que además se han arrogado por decreto la facultad de detener a civiles. Los jóvenes revolucionarios denuncian un golpe de estado blando y han convocado para esta tarde una protesta.

El candidato del movimiento islamista Hermanos Musulmanes en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebran este fin de semana, Mohamed Morsi, ha advertido este jueves de que el "juego sucio" que ha permitido que el ex primer ministro Ahmed Shafiq también concurra a los comicios podría llevar a "una enorme revolución".

En rueda de prensa, Morsi ha asegurado que la decisión del tribunal que ha anulado la ley que hubiese revocado la candidatura de Shafiq --el último primer ministro en el régimen de Hosni Mubarak-- y ha provocado la disolución del Parlamento demuestra que hay "algunos que intentan y luchan por hacer el mal contra el pueblo egipcio".

El candidato presidencial de Hermanos Musulmanes ha reaccionado así a la decisión judicial de permitir la candidatura de Shafiq, un fallo que también ha incluido la anulación del reparto de un tercio de los escaños del Parlamento y la consiguiente disolución de las dos cámaras.

CLINTON ADVIERTE A EGIPTO QUE "NO PUEDE HABER VUELTA ATRÁS" EN SU TRANSICIÓN

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, urgió hoy a la Junta Militar de Egipto a que complete el traspaso de poder según lo previsto y alertó de que "no puede haber una vuelta atrás" en la transición a la democracia en el país.

Clinton se pronunció así después de que un polémico fallo del Tribunal Constitucional egipcio ordenó la disolución del Parlamento por irregularidades en su formación, lo que deja el poder legislativo en manos de la Junta Militar solo dos días antes de los comicios presidenciales, que, sin embargo, seguirán según lo previsto.

"No puede haber vuelta atrás en la transición a la democracia solicitada por el pueblo egipcio", dijo la titular de Exteriores estadounidense en una conferencia de prensa junto al secretario de Defensa, Leon Panetta, y los ministros de Exteriores y Defensa surcoreanos, Kim Sung-hwan y Kim Kwan-jin.

"De acuerdo con los compromisos que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha hecho al pueblo egipcio, esperamos ver una completa transferencia de poder a un gobierno civil democráticamente elegido", indicó Clinton.

El Constitucional egipcio resolvió hoy que las elecciones legislativas del pasado invierno fueron inconstitucionales, por lo que el Parlamento resultante ha quedado invalidado, aunque las decisiones y leyes aprobadas hasta el momento no serán anuladas porque gozan de inmunidad.

EL PRESIDENTE DEL PARLAMENTO EGIPCIO CUESTIONA EL VEREDICTO DE DISOLUCIÓN

El presidente del Parlamento de Egipto, Saad Katatni, cuestionó hoy el momento elegido por el Tribunal Constitucional para ordenar disolver la asamblea legislativa y señaló que aún no ha recibido ninguna notificación al respecto.

En un comunicado, Katatni expresó sus dudas sobre el momento en el que el Constitucional decidió anular la composición del Parlamento ya que, a su juicio, coincide con las "campañas organizadas" contra el Parlamento en los últimos meses.