Los forenses no encuentran restos de pólvora en la mano de Nisman

Dejó un nota con lista de la compra para el lunes antes de morir

Los forenses no encuentran restos de pólvora en la mano de Nisman

El Gobierno pide investigar si "presión o extorsión" causó la muerte de Nisman

Argentina conmocionada toma las calles para pedir que se aclare muerte Nisman

internacional

| 20.01.2015 - 09:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La fiscal argentina Viviana Fein, que investiga la muerte de su colega Alberto Nisman, reveló que, en las pesquisas realizadas en la casa de este, hallaron una nota con una lista de la compra y otras tareas pendientes para el lunes, supuestamente dirigida a una empleada doméstica.

Por ese motivo, Fein solicitó al Fisco argentino que informe si Nisman tenía contratado personal doméstico con la intención de poder identificar a esa persona y citarla a declarar, según informó la agencia de noticias oficial Télam.

El exvicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Jorge Kirszenbaum señaló que esa nota fue vista también por familiares de Nisman que asistieron al registro del apartamento del fiscal tras ser hallado muerto de un disparo en la sien. Según Kirszenbaum, se trata de un nuevo indicio de que Nisman "no tenía ninguna intención de suicidarse".

Los datos provisionales de la autopsia del cadáver de Nisman apuntaron a que en su deceso "no hubo intervención de terceras personas" y las pericias policiales confirmaron que el disparo que le ocasionó la muerte procedió del arma encontrada bajo su cuerpo.

NO HABIA POLVORA EN LA MANO

Sin embargo, dio negativo el barrido electrónico para determinar si había pólvora en las manos del fiscal argentino Alberto Nisman. Nisman, de 51 años, estaba al frente de la Unidad Fiscal Especial de Investigación del Atentado contra la mutual judía AMIA que causó 85 muertos en 1994.

Tras ocho años de investigaciones, Nisman denunció la semana pasada a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

La denuncia, basada en escuchas telefónicas, alcanza al diputado oficialista Andrés Larroque, los militantes Luis D'Elia y Fernando Esteche, personal de la secretaría de Inteligencia de la Presidencia argentina, el exfiscal federal y exjuez de instrucción Héctor Yrimia, y el referente comunitario iraní Jorge "Yussuf" Khalil.

CONTINUA LA INVESTIGACION

Fuerzas de seguridad argentinas allanaron por orden judicial la Fiscalía especial de investigación del atentado contra la mutual judía AMIA, encabezada por el fiscal fallecido Alberto Nisman, en busca de nuevas pruebas para la investigación sobre su muerte.

La medida fue ordenada por la fiscal de la causa por "muerte dudosa" de Nisman, Viviana Fein, como parte de las medidas de prueba para encontrar una explicación a su fallecimiento, informaron fuentes judiciales.

El personal de Prefectura Naval que participó en el allanamiento de la Fiscalía, situada en el centro de Buenos Aires, buscaba ordenadores y elementos de importancia para la causa, agregaron las fuentes.

Nisman denunció la semana pasada a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

Toda la documentación relacionada con esta presentación judicial se encuentra en manos del juez Ariel Lijo, quien este lunes se reincorporó a sus funciones para tramitar de urgencia la denuncia.

Antes de morir, Nisman había asegurado que tenía pruebas que demostraban que, tal como apuntaba la investigación y la comunidad judía, Irán y la organización Hizbulá estuvieron detrás de la planificación y ejecución del ataque a la mutual judía AMIA, que causó 85 muertos en 1994.

ARGENTINOS SALEN A LA CALLE

Miles de personas se manifestaron en varias ciudades de Argentina para expresar su conmoción y reclamar que se esclarezca la muerte del fiscal Alberto Nisman, encargado de la causa del atentando contra la mutua judía AMIA que causó 85 víctimas mortales en 1994.

Las manifestaciones fueron convocadas espontáneamente a través de las redes sociales y se reprodujeron en ciudades como Mar del Plata (costa bonaerense), Mendoza (oeste), Córdoba (centro), Santa Fe (dentro), La Rioja (noreste) y San Luis (oeste), pero la más multitudinaria tuvo lugar en Buenos Aires, donde se registraron cuatro heridos leves.

En la capital, miles de personas tomaron las principales avenidas de la ciudad y se concentraron en la emblemática Plaza de Mayo, con pancartas y carteles con consignas como "Yo soy Nisman", "Justicia por Nisman" o "Todos somos Nisman", y frente a la residencia presidencial de Olivos, en las afueras de la ciudad.

Junto a los cacerolazos, las bocinas y los aplausos, los porteños gritaron consignas contra el Gobierno y la presidenta argentina, Cristina Fernández, que la semana pasada había sido denunciada por Nisman por la firma de un acuerdo con Irán que supuestamente implicaba encubrir a algunos de los principales acusados del atentado contra la mutua judía.

En la Plaza de Mayo se escucharon eslóganes como "Que se vayan todos, que no quede ni uno solo", "Se va a acabar, se va a acabar la dictadura de los K" y gritos contra la mandataria argentina.

Los cuatro heridos fueron trasladados al hospital más cercano afectados por el gas pimienta utilizado por las fuerzas de seguridad para dispersar a manifestantes que en el momento más tenso intentaron saltar las vallas que rodean la Casa Rosada, situada en la Plaza De Mayo.

"En primer lugar estoy acá en defensa de las instituciones, en defensa de que la democracia mantenga la división de poderes y en función de que es muy llamativo todo lo que sucedió", dijo a Efe un manifestante en las inmediaciones de la Plaza de Mayo.

"Yo estoy acá como un ciudadano más queriendo un país mejor con todas las instituciones funcionando y reclamando para que se investigue", explicó a Efe Pepe, otro argentino que también se unió a la concentración. "Nosotros tenemos integridad, tenemos moral, rendimos cultura al trabajo y es la mejor herencia que le podamos dar a nuestros hijos", continuó el mismo vecino, al borde de las lágrimas.

Otra vecina de Buenos Aires se mostró "acongojada" porque "esto es lo peor que le pudo pasar al país". "Estoy acá para defender a la Argentina en este caso por el fiscal Nisman", dijo otro de los asistentes.El cadáver de Nisman fue hallado el domingo por la noche en su casa, en el exclusivo barrio de Puerto Madero.

EL GOBIERNO PIDE INVESTIGAR LA CAUSA DE LA MUERTE

El Gobierno argentino pidió "investigar hasta las últimas consecuencias" si hubo "presión o extorsión" para causar la muerte de Alberto Nisman, fiscal que fue hallado muerto en su domicilio de Buenos Aires de un disparo en la sien realizado con un arma que le había pedido prestada a un colega.

En una rueda de prensa, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, pidió a los medios cuestionarse las circunstancias que rodean la muerte del fiscal que denunció a la presidenta Cristina Fernández por supuestamente encubrir a presuntos terroristas iraníes que causaron la muerte de 85 personas en el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994.

"Es absolutamente imprescindible hacernos varias preguntas: por qué el sábado (el fiscal Nisman) pidió un arma. Si tenía presión, si tenía algún tipo de amenaza. Si las amenazas provenían de agentes de inteligencia actuales o desplazados o extranjeros. Por qué interrumpe un viaje", dijo Capitanich.

"Si esto ha constituido una presión o extorsión, es necesario investigar hasta las últimas consecuencias. Es necesario identificar por qué lo hace", agregó.

"Curiosa y sugestivamente cuando está por iniciarse el juicio oral y público por encubrimiento, largamente esperado por familiares, surge este intento de convertir al gobierno que más ha hecho para el esclarecimiento del atentado en encubridor", subrayó el jefe de Gabinete.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, insistió en la teoría gubernamental y subrayó que Nisman "volvió a Argentina porque lo hicieron volver por otras razones".

"Me gustaría saber por qué tomó la decisión de quitarse la vida", dijo Fernández.