Los ecuatorianos en España apoyan la democracia en su país

400.000 ciudadanos ecuatorianos residen legalmente en España

Han convocado una concentración esta tarde en Madrid ante su embajada

internacional

| 01.10.2010 - 14:07 h

Telemadrid/Agencias

Las principales asociaciones de inmigrantes ecuatorianos residentes en España han exigido el máximo respeto para la democracia en su país, tras condenar la rebelión policial contra el presidente de Ecuador, Rafael Correa. El medio millón de ecuatorianos que viven en España han pasado la noche en vilo. En Madrid se manifestaron anoche en favor del populista Rafael Correa y volvieron a hacerlo este viernes ante su embajada.

"Ante todo, nuestro país es un país democrático y entonces hay que defender al cien por ciento la democracia. Confiamos en la democracia de nuestro país", ha declarado el vicepresidente segundo de la Asociación Hispano Ecuatoriana Rumiñahui, Patricio Guerra. Guerra ha subrayado que "todas las personas en un país democrático tienen derecho a pronunciarse en huelga, pero las formas en la que actuado en este caso la Policía nacional, es un hecho bochornoso que causa malestar entre los ecuatorianos".

Preguntado si temió por el derrocamiento de Correa, el vicepresidente segundo de Rumiñahui ha respondido: "Yo creo que no. Al haber sido (Correa) electo por bastante mayoría del pueblo ecuatoriano, no teníamos temor por un golpe de Estado". "Lo que sí nos tenía un poco tensos -prosiguió- es el tema de no pronunciarse (a favor de Correa) las Fuerzas Armadas automáticamente. Esperaron a que el Presidente declarara el estado de emergencia para pronunciarse".

Por su parte, Fabricio Ortega, responsable de comunicación de la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE), ha comentado que "todo el colectivo ecuatoriano está preocupado porque se quiere menospreciar a la democracia, indistintamente de cualquier camiseta política".

Ortega ha querido aclarar que "no es todo el colectivo del Cuerpo Nacional de Policía de Ecuador" el que se sublevó contra Correa, y aunque se trata de "un grupo considerable, no son todos".

El responsable de Fenadee ha pedido a los rebeldes "que depongan esa actitud golpista, porque con esa actitud no se llega a ningún cauce bueno".

Ortega temió "en principio" por la caída de Correa, ya que "no se puede sacar de esa manera brutal, a punta de pistola y patadas, al presidente de un país". "Estábamos preocupados -ha reconocido-, porque a nadie nos gustaría que se menosprecie la voluntad popular de millones de ecuatorianos que han llegado a depositar el voto a favor del economista Rafael Correa para que rija los destinos del Ecuador".

"Hace unas horas, hemos tenidos contacto con Ecuador. Nos mantienen al tanto los delegados de la Federación allá. Podemos decir que está controlado el mal momento que se vivió desde ayer en Ecuador, pero no hay que descuidarnos porque cosas como éstas no se las puede echar al olvido", ha agregado Ortega.

CONCENTRACIÓN ANTE LA EMBAJADA ECUATORIANA EN MADRID

La Secretaría Nacional del Migrante de Ecuador (SENAMI) y varias organizaciones españolas de izquierda convocaron una concentración ante la Embajada ecuatoriana en Madrid para expresar su repulsa contra la rebelión policial.

El Gobierno de Ecuador busca hoy a los responsables de la sublevación que desembocó en el secuestro durante varias horas del presidente Correa, quien ha apuntado como instigador al ex mandatario Lucio Gutiérrez.

Unos 400.000 ciudadanos ecuatorianos residen legalmente en España y, después de marroquíes y rumanos, constituyen el grupo de extranjeros más numeroso existente en este país.