Comienza la moción de confianza que podría tumbar al Gobierno Papandreu

Los dos principales partidos griegos trabajan ya por un gobierno de unidad

Europa muestran su cautelas tras la retirada del referéndumy exigen a Grecia que cumpla lo acordado

(Archivo)

internacional

| 04.11.2011 - 13:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parlamento griego ha comenzado a debatir la moción de confianza al Gobierno, que será votada a partir de la medianoche local y que puede desembocar en la caída del Ejecutivo y la formación de un gabinete de unidad nacional. Para superar la moción, el Gobierno del primer ministro griego, Yorgos Papandréu, precisa la mayoría absoluta de los 300 diputados del Legislativo.

En teoría, los 152 escaños de su grupo, el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), tendrían que bastar para que supere la moción, pero las duras políticas de austeridad a Papandréu y su reciente propuesta de un referéndum sobre el plan de rescate a Grecia han abierto muchas brechas en la unidad del partido y del Gobierno.

El titular griego de Sanidad, Andreas Loverdos, pidió hoy públicamente al primer ministro que, en caso de superar la moción de confianza, dé de inmediato los pasos para crear un Gobierno de concentración.

Loverdos anunció su apoyo al Ejecutivo, pero mostró su confianza en que Papandréu se retire para permitir la formación de un nuevo gabinete.

Esta misma exigencia ha sido manifestada por otros diputados socialistas, mientras que la oposición mayoritaria conservadora pide la dimisión del primer ministro y la formación de un Gobierno de transición que negocie con la Unión Europea el rescate a Grecia y convoque en unos meses elecciones anticipadas.

El resultado de la votación es muy incierto, al desconocerse si los diputados socialistas mantendrán la disciplina de voto y en qué sentido lo harán los legisladores independientes.

Así las cosas, se presentan diversos posibles escenarios, según sea el resultado de la votación de esta noche. Si Papandréu no logra el apoyo del Parlamento, será relevado de sus funciones por el presidente de la República, Carolos Papulias, quien encargará la formación de un nuevo Gobierno.

El mismo Papandréu, a no ser que dimita, sería el primero en recibir el mandato para intentar formar un nuevo gabinete en tres días, seguido por el resto de líderes por orden de apoyo electoral.

En caso de que ninguna fuerza política lograra formar Gobierno, el presidente ordenaría la formación de un Ejecutivo de transición con la participación de todos los partidos, que se encargaría de llevar al país a elecciones legislativas anticipadas.

Si Papandréu supera la moción, podría continuar su mandato y decidir si invita a otras formaciones a participar en el Gobierno.

También se especula con la posibilidad de que convocase elecciones anticipadas "por motivos de interés nacional".

Otra posibilidad es que, a pesar de haber superado la moción, Papandréu se retire por la presión de su propio partido y su grupo parlamentario elija a un nuevo primer ministro, con el visto bueno del presidente griego.

NEGOCIACIONES PARA UN GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL

Diputados de los dos principales partidos griegos, el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), en el poder, y el conservador Nueva Democracia (ND), ya trabajan este viernes para lograr la formación de un gobierno de unidad nacional. Está previsto que en torno a la medianoche de hoy se vote una moción de confianza en el Gobierno de Yorgos Papandréu.

El parlamentario socialista Dinos Vrettos declaró al portal "In.gr" que un equipo de diputados de ND ya ha preparado un "documento no oficial" sobre los detalles de la formación de un gobierno de unidad nacional que se ha hecho llegar a los diputados del PASOK. Esta iniciativa se produce de forma paralela a las negociaciones de las cúpulas de los partidos pues, según dijeron a Efe fuentes del PASOK, Papandréu ha encargado a dos cercanos colaboradores establecer un diálogo con la principal formación de la oposición.

Por otro lado, el líder de ND, Antonis Samarás, exigió ayer la dimisión del primer ministro, la creación de un gobierno de transición y la convocatoria de elecciones anticipadas para dentro de seis semanas. Dinos Vrettos dijo que cree que "las cosas están avanzando", pero añadió que "si las negociaciones entre el PASOK y ND no dan lugar a la formación de un gobierno de unidad nacional", los parlamentarios de ambas formaciones que firmaron el citado documento harán públicos los detalles de su iniciativa.Este documento no oficial fue firmado por unos 20 diputados del PASOK y entre 7 y 8 de ND, declaró Vrettos a la cadena Mega.

Fotis Kuvelis, presidente de Izquierda Democrática, una formación escindida de la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) y que cuenta con cuatro diputados, dijo hoy a la cadena Skai que "el país necesita un gobierno de transición para organizar elecciones generales en un corto plazo de tiempo".

Por su parte, la ex ministra de Exteriores y presidenta de Alianza Democrática (con tres escaños), Dora Bakoyani, declaró que "el país está al borde de un hundimiento incontrolado". Por ello, exigió que el presidente de la República, Carolos Papulias, convoque hoy de urgencia un Consejo de los líderes políticos que, con representantes de todos los partidos, es un organismo al que sólo se recurre en casos de extrema urgencia.

El diputado socialista Mimis Androulakis dijo, en unas declaraciones a la radio SKAI, que votará a favor de Papandréu sólo si el primer ministro le "asegura" que se iniciará un proceso de formación de un gobierno de unidad nacional. En la votación de esta noche, Papandréu necesita el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados presentes en el Parlamento, con un mínimo de 120 en caso de que no todos los parlamentarios asistan a la votación y de 151 si votan los 300 diputados de la Cámara.

Aún en caso de que Papandréu supere la moción, muchos analistas opinan que dimitirá para favorecer la conclusión de un pacto con la oposición.