Los aeropuertos europeos vuelven a la normalidad tras el caos por las nevadas

internacional

| 22.12.2010 - 14:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los aeropuertos europeos vuelven paulatinamente a la normalidad tras el caos de los últimos días, provocado por las nevadas, que ha bloqueado a miles de pasajeros en sus viajes de Navidad.

No obstante, la situación puede complicarse de nuevo con el anuncio en Francia y Bélgica de nuevas nevadas y descenso de las temperaturas.

Los principales aeropuertos europeos vuelven a la normalidad, principalmente el de Heathrow, el de mayor tráfico de Europa y el que resultó más afectado por la nieve.

Heathrow espera operar dos tercios de sus vuelos, después de que ayer reabriera su segunda pista una vez que los servicios de limpieza retiraran por completo la nieve que la cubría desde el pasado sábado.

Pese a todo, Heathrow ha pedido a los pasajeros que se pongan en contacto con sus respectivas aerolíneas antes de viajar hasta la terminal aérea para asegurarse de que sus vuelos operarán hoy.

"Ahora trabajamos con las aerolíneas para volver a la normalidad lo antes posible", señalaba un comunicado del aeropuerto.

El pasado sábado, Heathrow se vio obligado a cerrar y funcionó bajo mínimos durante los tres días posteriores.

Mientras tanto, el tren Eurostar, que une Londres con París y Bruselas, y cuyo servicio se vio afectado por el flujo de viajeros que no podían viajar en avión, también vuelve hoy paulatinamente a la normalidad.

El Eurostar tendrá hoy un servicio casi normal, ya que operará 43 de los 53 servicios, informó la compañía, si bien pidió que sólo los pasajeros que tienen billetes para viajar hoy se presenten apenas una hora antes de la hora de salida del tren en la estación londinense de St. Pancras.

Desde París, el consorcio que explota el Eurostar anunció que no quedan más billetes hasta después de Navidad y aconsejaba que pospusieran el viaje todos aquellos para los que no fuera imprescindible desplazarse.

En Francfort las cancelaciones que se han producido durante la mañana (unas sesenta) no han sido consecuencia del mal tiempo, sino de los problemas sufridos en otros puntos de Europa.

La tendencia, según los gestores del aeropuerto, es a que se normalice el tráfico aéreo y que la situación se descongestione si se confirman al menos hasta mañana unas condiciones meteorológicas favorables.

Mientras tanto, unos 600 pasajeros tuvieron que pernoctar en las literas instaladas en las terminales del aeropuerto, el de mayor tráfico en la Europa continental.

El aeropuerto de Bruselas opera ya con normalidad tras reponer sus reservas de anticongelante, utilizado para evitar que los alerones y la cola de los aviones queden congelados.

Tanto este aeropuerto como el de Amsterdam han recomendado a los viajeros que consulten primero los detalles de sus vuelos, ya que todavía se pueden producir retrasos y cancelaciones sobre todo hacia el norte del continente.

Los problemas pueden volver a los aeropuertos si se cumplen algunas previsiones meteorológicas.

En Francia, se anunciaba hoy un nuevo temporal de nieve que desde esta tarde barrerá el norte del país de oeste a este, con riesgo no sólo para los aeropuertos, sino también para el transporte por carretera y tren.

Un 15 por ciento de los vuelos programados a partir de las 17 horas GMT de hoy en el aeropuerto Charles de Gaulle de París han sido anulados debido a las nevadas previstas.

La Dirección General de la Aviación Civil de Francia (DGAC) añadió que quedaban anulados además otro 25 por ciento de los vuelos para la jornada de mañana.

En el otro aeropuerto parisino, el de Orly, no será necesario en principio anular ningún vuelo porque como la densidad de tráfico es menor que en el Charles de Gaulle se pueden limpiar las pistas sin alterar el programa de operaciones, según la DGAC.

Las previsiones también anuncian bajas temperaturas para el resto de la semana y nevadas en gran parte de Bélgica.