Los 27 al Reino Unido: No al mercado único sin libertad de movimientos

Merkel afirma que los Veintisiete no cambiarán los tratados de la UE

La UE celebrará segunda cumbre a Veintisiete el 16 de septiembre en Bratislava

Cameron dice que "no hay gran clamor" en la UE para activar el Artículo 50

Rajoy pide calma ante el "brexit" y rechaza una negociación entre UE y Escocia

internacional

| 29.06.2016 - 16:04 h
REDACCIÓN

Los jefes de Estado y de Gobierno de Veintisiete estados miembros de la Unión Europea (UE) recordaron hoy al Reino Unido que solo podrá acceder al mercado único si acepta las cuatro libertades (bienes, servicios, capitales y personas), en una declaración conjunta que ha avanzado la canciller alemana, Angela Merkel. En esa declaración, los Veintisiete lamentan de nuevo la decisión de los británicos de abandonar la UE, pero afirman que la respetamos y recalcan que hasta la salida del Reino Unido seguirá siendo miembro de la Unión con todos los derechos y todas las obligaciones, explicó Merkel.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) celebrarán una segunda cumbre a 27 sin el Reino Unido el próximo 16 de septiembre en Bratislava para discutir el futuro del proyecto europeo tras la victoria del brexit en el referéndum británico del pasado jueves. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció la celebración de esta nueva cumbre, que tendrá un carácter informal, tras participar en la primera reunión de líderes europeos sin el premier británico, David Cameron.

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que los veintisiete jefes de Estado y de Gobierno que formarán la UE una vez el Reino Unido abandone el club comunitario no consideran necesario cambiar los tratados, sino trabajar mejor con los instrumentos disponibles para conseguir mejor sus objetivos. Merkel dijo que todos los líderes coinciden en que sería un "error" abrir ahora el debate sobre cambios en los tratados y negó que esta postura tenga que ver con el "miedo" a referendos similares al británico en otros países, sino por el hecho de que existe una base jurídica suficiente como para acomodar las necesidades e inquietudes específicas de los distintos países miembros.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, destacó hoy que si el Reino Unido quiere mantener su acceso al mercado único comunitario una vez esté fuera de la Unión Europea (UE), deberá cumplir con "reglas y obligaciones", en especial la de hacer su correspondiente contribución financiera. "Si el Reino Unido quiere acceder al mercado único hace falta que acepte todas las reglas con todas la obligaciones, especialmente una que es contribuir financieramente al funcionamiento del mercado interior y a sus reglas de organización", indicó Hollande en una rueda de prensa al término de una reunión informal de los 27 líderes de la UE, por primera vez sin el Reino Unido.

RAJOY DEMANDA CALMA Y PREVISIBILIDAD

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha pedido al resto de líderes de la Unión Europea "calma, serenidad y previsibilidad" para afrontar el proceso derivado del triunfo del "brexit" en el Reino Unido. El jefe del Ejecutivo español ha recalcado que hay que esperar a que se sigan los pasos fijados para una salida de este tipo y que, hasta que ésta no se haga efectiva, todos los españoles residentes en el Reino Unido mantienen sus derechos.

Desde la "tristeza" que supone el "brexit", ha subrayado que su prioridad es defender los intereses de los ciudadanos españoles y, en paralelo, el proyecto de integración europeo. "En el momento actual y hasta que se despliegue todo el proceso previsto en ese artículo 50, todos los ciudadanos españoles residentes en el Reino Unido y todos los británicos residentes en España, conservan sus derechos como ciudadanos europeos, como trabajadores, empresarios, pensionistas, estudiantes o turistas", ha recalcado. Un dato que el presidente del Gobierno en funciones cree que debe darles tranquilidad y certezas.

Rajoy ha explicado que el deseo común de los Veintisiete es que, en el futuro, el Reino Unido sea un socio cercano de la UE en un equilibrio de derechos y obligaciones.

Al mismo tiempo, ha dicho que hay que responder a las expectativas de los ciudadanos europeos para garantía de su seguridad, prosperidad y esperanza de un futuro mejor. "El crecimiento, el empleo y la lucha contra la desigualdad han de ser nuestras prioridades", ha considerado Rajoy, quien ha defendido igualmente un impulso político del futuro de la UE a veintisiete bajo el liderazgo del Consejo Europeo.

BRUSELAS ESCUCHA A ESCOCIA

Las instituciones europeas han escuchado hoy la posición de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y su deseo de que Edimburgo mantenga el vínculo con la UE, una vez se produzca la desconexión con el Reino Unido, pero también le han advertido que no interferirán en un "proceso interno". "Escucharé con atención", afirmó el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, poco antes de reunirse con Sturgeon en Bruselas, aunque aseguró que el Ejecutivo comunitario no va "a interferir" en un proceso británico.

La reacción inmediata de Sturgeon tras conocerse el resultado del referéndum del 23-J favorable a la ruptura con la Unión Europea (UE) ha sido subrayar la esperanza de Escocia, de que una vez se produzca la ruptura con el bloque comunitario, que esa región del Reino Unido mantenga los vínculos con Bruselas.

Juncker sostuvo que Escocia se ha ganado el derecho a ser oída en Bruselas pero adviertió que "ni Donald (Tusk, presidente del Consejo Europeo) ni yo tenemos la intención de interferir en un proceso británico. Esa no es nuestra obligación ni nuestro trabajo", recalcó. Tusk que también recibió una solicitud de Sturgeon para reunirse con él aprovechando su visita a Bruselas, decidió que "no es el momento apropiado" para el encuentro.

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, rechazó al respecto una posible negociación separada de Escocia con la UE para permanecer en el club comunitario, y advirtió de que "si el Reino Unido se va en la negociación, Escocia también se va de las instituciones de la UE".

Sturgeon empezó su ronda de contactos en Bruselas con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, a primera hora, un encuentro que ella misma calificó de "introductorio".

CAMERON DICE QUE NO HUBO UN CLAMOR PARA ACTIVAR LA SALIDA

El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que "no hay gran clamor" en la Unión Europea (UE) para que el Reino Unido active de inmediato el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que daría inicio a su salida del bloque. En una declaración ante la Cámara de los Comunes, el líder conservador aseguró que en el Consejo Europeo de anoche los líderes comunitarios le garantizaron que este país seguirá siendo miembro de pleno derecho de la UE hasta que salga formalmente.

El Gobierno británico ha indicado que no activará el Artículo 50 hasta que haya un nuevo primer ministro, después de que Cameron anunciara su dimisión el pasado viernes tras la victoria del "brexit" en el referéndum del 23 de junio. Cameron prevé mantenerse al frente del Gobierno de Londres hasta el congreso anual del Partido Conservador en octubre, cuando pasará el relevo a su sucesor, que será designado en los próximos meses en unas elecciones internas por los diputados y los militantes "tories".

Explicó que trasladó a sus colegas comunitarios la "gran inquietud" que hay en este país sobre las dos cuestiones de la soberanía y la libertad de movimientos, que fueron elementos clave en la campaña a favor de la salida de la Unión Europea.

Los líderes europeos advirtieron a Cameron de que "no será posible tener todos los beneficios de la pertenencia a la UE sin algunos de los costes", según explicó este a los diputados, a los que avisó también de que el próximo Gobierno británico tendrá que trabajar en eso "con mucho cuidado".