Llegan a la isla italiana de Lampedusa otros 759 inmigrantes desde África

internacional

| 01.05.2011 - 19:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos embarcaciones procedentes del norte de África con 759 inmigrantes a bordo llegaron hoy a la isla italiana de Lampedusa, donde en las últimas 48 horas han desembarcado más de 2.500 indocumentados procedentes del norte de África.

Según informan los medios de comunicación italianos, los últimos 298 inmigrantes en llegar, cuyo punto de origen exacto en el norte de África aún se desconoce, viajaban a bordo de una precaria embarcación y tuvieron que ser rescatados por una lancha de la Guardia de Finanzas italiana y llevados hasta Lampedusa.

Otra barca, con 461 ocupantes y que el sábado había lanzado una señal de socorro en aguas de jurisdicción maltesa tras haber partido de Libia, había conseguido llegar a tierra en la madrugada de este domingo, tras ser remolcada por tres lanchas de la Guardia Costera italiana.

Tras recibir el SOS de los ocupantes de la embarcación, entre los que había 44 mujeres y seis niños, las autoridades maltesas avisaron a las italianas de que las malas condiciones del mar les impedían salir a su rescate, por lo que la Guardia Costera movilizó sus lanchas.

Esto motivó que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia divulgara hoy un comunicado en el que informa de que su titular, Franco Frattini, ha dado instrucciones al embajador italiano en Malta para que proteste mañana ante las autoridades maltesas.

En la nota, el Ministerio de Roma asegura que, después de que las autoridades maltesas no salieran en su auxilio, la precaria embarcación terminó en aguas de competencia de Italia, donde fue puesta a salvo gracias a medios italianos.

Desde que el pasado jueves se reanudaron los desembarcos tras más de una semana de tregua, han llegado a la pequeña isla italiana más de 2.500 indocumentados, lo que vuelve a complicar la situación de Lampedusa, desde donde poco a poco se irán trasladando ahora a otros puntos del país a los inmigrantes.

La cuestión migratoria sigue ocupando la atención en Italia, después de que las tensiones con el Gobierno de París por el futuro de los tunecinos llegados a Lampedusa se dieran por cerradas en la cumbre celebrada en Roma el pasado martes entre el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Los socios de Gobierno de Berlusconi, la Liga Norte (LN), lamentan que Italia se haya convertido en una "colonia" de Francia al aceptar la negativa francesa a acoger a gran parte de los tunecinos llegados a Lampedusa y se oponen además a la participación italiana en los bombardeos aliados sobre Libia, entre otros motivos porque puede traer un aumento del flujo de refugiados