Laurent Gbagbo es investido presidente de Costa de Marfil

internacional

| 04.12.2010 - 16:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato presidencial Laurent Gbagbo, actual presidente de Costa de Marfil, ha sido investido oficialmente para un nuevo mandato, a pesar de que la Comisión Electoral Independiente había dado como vencedor al candidato opositor, Alassane Ouattara, según ha informado la radio francesa RFI.

El recién reinvestido presidente ha advertido de que no cederá la soberanía del país a pesar de la negativa prácticamente unánime de la comunidad internacional a la hora de reconocerle como vencedor de los comicios presidenciales.

"Seguiré trabajando con todos los países del mundo pero nunca rendiré nuestra soberanía", advirtió Gbagbo en la ceremonia de investidura por la que revalida mandato.

Por otro lado, el primer ministro de Costa de Marfil, Guillaume Soro, ha reconocido la victoria de Alassane Ouattara en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y ha anunciado la dimisión en pleno del Gobierno.

"Reconozcamos que Alassane Ouattara es el vencedor de las elecciones (...). He decidido presentar la dimisión de mi Gobierno y mi dimisión como primer ministro", ha declarado Soro en rueda de prensa desde Abiyán, según recoge el diario francés 'Le Nouvel Observateur'.

Soro ha calificado de "injusta e inaceptable" la decisión del Consejo Constitucional de proclamar vencedor al actual mandatario, Laurent Gbagbo, quien ha sido investido para un nuevo mandato a pesar de los resultados publicados por la Comisión Electoral Independiente marfileña, que daba como vencedor a Ouattara.

"Nuestra posición es la de respaldar la proclamación de la Comisión Electoral Independiente y la verificación realizada por Naciones Unidas", continuaba Soro.

Soro es el líder de Fuerzas Nuevas, antiguo grupo rebelde que controla el norte del país desde el fallido golpe de Estado de 2002. Sin embargo, se convirtió en el primer ministro de Gbagbo en 2007 en virtud del acuerdo de paz de Uagadugú.