Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, internada de urgencia en un hospital

Pollán, de 63 años, padece desde hace algunos años de una diabetes crónica

internacional

| 09.10.2011 - 16:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una de las máximas defensoras de la libertad en Cuba, ingresada de urgencia en un hospital. Es Laura Pollán, la líder del grupo disidente Damas de Blanco. Esposa del ex-preso político Héctor Maseda, que estuvo en la cárcel por su oposición a la dictadura castrista. Pollán se encuentra en cuidados intensivos de un hospital de La Habana por una insuficiencia respiratoria y problemas con la diabetes que padece.

"Laura está reportada de grave, tiene una limitación respiratoria muy seria de origen viral y de acuerdo a la reacción de su organismo al tratamiento, es probable que tengan que aplicarle ventilación artificial permanente", explicó Maseda tras conocer el último parte de los médicos que la atienden en el hospital "Calixto García".

Pollán, de 63 años, padece desde hace algunos años de una diabetes crónica, pero de acuerdo con la referencia de su esposo "siempre ha sido una mujer muy fuerte".

Maseda, quien integró el grupo de 75 disidentes condenados en 2003 y fue excarcelado este año, dijo que desde su ingreso en el centro hospitalario este mediodía a las primeras horas de esta noche "su estado (de salud) sigue igual" y "su sistema inmunológico está al mínimo".

"Laura tiene una limitación respiratoria muy seria y si le aplican ventilación permanente entonces su estado será considerado de muy grave", indicó su marido.

Laura Pollán es una de las fundadoras de las "Damas de Blanco", grupo surgido para reclamar la libertad de los opositores del llamado "Grupo de los 75" encarcelados durante la ola represiva conocida como la "Primavera Negra" de 2003.

El colectivo femenino, que en sus inicios estuvo integrado fundamentalmente por familiares de esos opositores, aboga ahora por el respeto a los derechos humanos y la liberación de todos los presos políticos en la isla, después de que el Gobierno cubano concluyera este año con la liberación de los 75.