Las inundaciones en Australia afectan a un área igual a Alemania y Francia juntas

internacional

| 31.12.2010 - 11:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una superficie equivalente a la de Francia y Alemania han resultado inundada en el noreste de Australia a causa de las lluvias que ha sufrido la región y que han afectado a más de 200.000 personas, según informaron fuentes oficiales.

La jefa de gobierno del Estado de Queensland, Anna Bligh, dijo que miles de hogares y negocios están anegados, y que todos los habitantes de dos poblaciones han tenido que ser evacuados. "Tenemos 22 ciudades o pueblos que están inundados o aislados porque las carreteras han sido cortadas por el agua. Esto representa 200.000 personas y un área mayor que Francia y Alemania juntas", dijo Bligh en declaraciones a la emisora ABC. "Es sin duda una tragedia de una magnitud sin precedentes", añadió.

La primer ministro, Julia Gillard, visitó algunas de las comunidades más afectadas y espera poder llegar a Emerald, donde anoche fueron evacuados alrededor de 1.200 de sus habitantes después de que el río Nogoa alcanzara los 16 metros.

El río Fitzroy, en Rockhampton, podría alcanzar los 9,4 metros en los próximos dos días, lo que provocaría que la localidad quede aislada por carretera, vía férrea o aire el sábado, afectando unas 4.000 propiedades.

Gillard, anunció esta semana que el Gobierno destinará un millón de dólares en ayudas a los afectados por unas "inundaciones sin precedentes" e hizo un llamamiento público para recaudar más fondos.

Días de lluvias torrenciales han dejado miles de casas y negocios inundados, campos de cultivos anegados y carreteras cortadas, un desastre que costará varios miles de millones de dólares a las autoridades locales y las compañías de seguros.

El mercado de frutas y verduras en Australia sufrirá las consecuencias de estas riadas, pues las cosechas que no se han visto afectadas por los aguaceros difícilmente podrán ser trasladadas a tiempo desde el campo hasta los puntos de venta.