Las negociaciones en Grecia apuntan a un tripartito dirigido por los conservadores

internacional

| 19.06.2012 - 08:28 h
REDACCIÓN
Más sobre: GreciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las negociaciones para formar un gobierno en Grecia tras la victoria electoral de la Nueva Democracia (ND), del conservador Andonis Samarás, avanzan hoy a buen ritmo y se perfila ya el acuerdo para que un Ejecutivo tripartito dirija el país mediterráneo.

El objetivo es lograr un pacto entre los conservadores, que disponen de 129 diputados, el socialdemócrata Pasok (33 diputados) y la centroizquierdista Izquierda Democrática (Dimar, 17 diputados).

El mandato que tiene Andonis Samarás para formar gobierno expira el jueves al mediodía, es decir tres días desde que lo recibió, por lo que se espera que para entonces Grecia tenga ya un Ejecutivo.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Democrática, Andreas Papadópulos, explicó a EFE que el acuerdo podría cerrarse "mañana, el jueves o el viernes, pero tendremos gobierno antes del final de la semana".

"El proceso continúa", aseguró el portavoz de ND, Yannis Mijelakis, a la emisora Real FM, indicando que hay "convergencias" entre los negociadores.

Las negociaciones "van bien", afirmó un cercano colaborador del líder del socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, en declaraciones a EFE.

El la tarde del martes se han reunido varios "grupos de trabajo" de los tres partidos para avanzar en las negociaciones.

Luego se prevé una sesión del comité central de Dimar para que de el visto bueno a la entrada del partido al gobierno, mientras que la ejecutiva del Pasok no se reunirá hasta la mañana del miércoles.

Aunque ND y Pasok suman ya los suficientes escaños como para formar un gobierno estable (162 de los 300 que posee el Parlamento), ambos desean que Dimar también forme parte del Ejecutivo para tener un mayor apoyo popular.

Y es que este pequeño partido centroizquierdista es una escisión de moderados de Syriza -segundo en las elecciones, con 71 escaños- y su líder, Fotis Kuvelis, es uno de los políticos de más prestigio del país.

Dimar, contraria al pacto de austeridad impuesto a Grecia a cambio del rescate financiero, aunque prefiere renegociar de los términos del mismo a llevar a cabo un gesto unilateral de rechazo, está dispuesta a entrar en el gobierno si se aceptan sus propuestas, según explicó a EFE su portavoz.

"Lo primero es el programa de gobierno, luego ya hablaremos de sus miembros", dijo.

De acuerdo al diario digital In.gr, ni Pasok ni Dimar ven con buenos ojos a Samarás como primer ministro, pero están dispuestos a aceptarlo si hay una "convergencia programática".

Uno de los puntos más importantes de esta convergencia es el acuerdo para renegociar los términos del memorándum pactado por el anterior gobierno de Lukás Papadimos con la Unión Europea (UE) y suavizar las exigencias de austeridad.

En este sentido, fuentes europeas indicaron en Bruselas que la UE y el FMI firmarán con el Gobierno griego un nuevo memorando de entendimiento sobre el segundo rescate, que podría incluir cierta flexibilidad en los detalles y las reformas.

En cuanto haya un nuevo Gobierno en Atenas, representantes de la "troika" compuesta por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo viajarán a Grecia para evaluar el estado del programa y después el Eurogrupo tomarán una decisión al respecto.

"La formación de gobierno va de la mano de la necesidad de establecer un equipo de negociación nacional, que debería lograr la revisión de las condiciones más adversas del acuerdo de préstamo que se impusieron en la primera fase de las negociaciones porque entonces el principal objetivo era lograr la conclusión del contrato", afirmó hoy Venizelos.

El líder socialdemócrata invitó a los partidos que no formen parte del gobierno a unirse a este equipo, una invitación dirigida sobre todo a Syriza, pero en declaraciones a EFE un portavoz de este partido, Kostas Isyjós, rechazó tajantemente la oferta.

El sector financiero griego ha acogido con optimismo estos avances y hoy la Bolsa de Atenas registró ganancias del 3,34 %, mientras que en la subasta mensual de Letras del Tesoro a tres meses, Grecia colocó 1.300 millones de euros a un interés del 4,31 %, ligeramente inferior al 4,34 % de la subasta del pasado 15 de mayo.

La prima de riesgo helena también continuó su trayectoria descendente iniciada la pasada semana y en los últimos siete días ha caído más de 300 puntos, aunque su nivel hoy se situaba hoy en los 2.469 puntos, aún un nivel que hace imposible que el país busque financiación en los mercados de deuda a largo plazo.