Las marchas de apoyo a los nuevos jueces acaban en disturbios en Venezuela

internacional

| 23.07.2017 - 09:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Venezuela vivió ayer otra jornada de enfrentamientos entre manifestantes y militares al interceptar la Guardia Nacional varias marchas de apoyo a los 33 nuevos magistrados designados el viernes por el Parlamento, de mayoría opositora, para que sustituyan a jueces en ejercicio del Tribunal Supremo, informa la agencia EFE.

Al menos ocho personas que participaban en las marchas, entre ellas varios periodistas, fueron heridas por agentes de este cuerpo de Policía militarizada que dispararon bombas lacrimógenas y perdigones de goma para cortar el paso y dispersar a los manifestantes.

Entre los heridos en la manifestación de Caracas figura el violinista Willy Arteaga, famoso en Venezuela por acudir a las marchas con su instrumento y que recibió un perdigonazo en la cara. El incidente fue confirmado por la Fiscalía.

Quienes salieron a la calle, convocados por la oposición en varios puntos de Caracas y en ciudades del interior del país, expresaban su respaldo a los nombramientos del Parlamento, que designó a estos nuevos jueces al no reconocer la legitimidad de quienes ocupan los sillones del Tribunal Supremo de Justicia.

La oposición y la fiscal general, Luisa Ortega, denuncian graves irregularidades en la designación de estos jueces, nombrados por el Parlamento en diciembre de 2015 en un proceso relámpago completado dos semanas antes de que el chavismo perdiera su histórico control del Legislativo.

"Los magistrados (legítimos) son los que designó el pueblo el día de ayer, los usurpadores son ellos que están ocupando unas oficinas para complacer a unos delincuentes para que sigan cometiendo fechorías en contra del pueblo", dijo mientras participaba en una de las manifestaciones en Caracas el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara.

La oposición, que acusa a los magistrados elegidos en 2015 de servir al presidente Nicolás Maduro e intentar despojar a través de sus sentencias al Parlamento de su poder, informó de la "represión" y los intentos de intimidación de las fuerzas de seguridad hoy y se comprometió a continuar la presión contra el Gobierno en las calles.

Entre los heridos de este sábado algunos fueron alcanzados por los perdigones que lanzaron los guardias en Caracas para detener, a poca distancia de su punto de partida, una de las marchas cuando se dirigía a la sede del Supremo, cuyos alrededores fueron bloqueados desde la mañana por vehículos militares.

El incidente más grave sucedió, sin embargo, en la ciudad de Barquisimeto, en el estado occidental de Lara, donde un fotógrafo de la prensa local fue despojado de su equipo de trabajo por varios guardias que le agredieron y le rompieron dos costillas, informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

DETENIDO UN MAGISTRADO

Luego, el Parlamento informó de que el magistrado Ángel Zerpa, uno de los jueces nombrados ayer para integrar la Sala Político Administrativa del Supremo, fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Según el presidente de la Cámara, Julio Borges, hay orden de detener a los 33 jueces designados el viernes, por lo que pidió a la comunidad internacional que esté "alerta".

Como parte de la presión de la oposición contra la constituyente, la MUD anunció hoy para el miércoles y el jueves próximo un nuevo paro general, ahora de 48 horas, tras el convocado el pasado jueves de 24 horas, para forzar al presidente Nicolás Maduro a "rectificar" y desconvocar la elección prevista para el 30 de julio.

"Si a pesar de la manifestación de toda Venezuela Maduro no retira ANC, el viernes anunciaremos la lucha de sábado y domingo", declaró en nombre de la MUD el diputado Simón Calzadilla, en la presentación de su agenda para los 8 días que le quedan para evitar la Constituyente.

En medio de las protestas ya habituales en Venezuela, donde casi cuatro meses de marchas han dejado 100 muertos, miles de heridos y más de 4.000 detenidos, políticos del Gobierno y la oposición se siguen expresando sobre una posible salida dialogada a la crisis que vive el país.

RECLAMAN ELECCIONES

El diputado opositor y expresidente del Parlamento Henry Ramos Allup contempló la posibilidad de negociar con Maduro siempre que este "suspenda inmediatamente" el proceso Constituyente activado por el chavismo y "convoque elecciones libres para cambiar de Gobierno".

A medida que se acerca la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) -prevista para el 30 de julio- para redactar una nueva Carta Magna, dirigentes oficialistas y opositores han hecho públicas opiniones discordantes sobre nuevas conversaciones, sin que ninguno de los dos bandos haya revisado sus posturas encontradas.

En estas circunstancias, el chavismo se movilizó hoy en Caracas y algunos estados del país para promover las elecciones del 30 de julio.

"La ANC le pertenece al pueblo de Venezuela, no a ustedes, y no hay nada que negociar, absolutamente nada", dijo en uno de estos eventos dirigiéndose a la oposición el influyente político chavista Diosdado Cabello, cerrando la puerta a cualquier opción alternativa a la Asamblea Constituyente