Las manifestaciones en Turquía se saldan, de momento, con dos muertes

Ankara reconoce que las protestas son legítimas pero rechaza violencia

internacional

| 04.06.2013 - Actualizado: 15:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre de 22 años cuya identidad responde a Abdullah Comert ha fallecido por un disparo en la cabeza durante una manifestación en el sur de Turquía, según informó la cadena de televisión NTV.

La emisora se hace eco de un comunicado del Gobierno de la provincia de Hatay en el que se dice que a las 23:35 del lunes (hora local) el joven recibió disparos de "una persona aún no identificada" a los que no pudo sobrevivir tras ser atendido en un hospital.

El Gobierno señala también que la autoridad judicial ha emprendido una investigación "a gran escala" para determinar las circunstancias del incidente.

Horas antes, otro joven, éste de 19 años, murió en Ümraniye, un barrio del lado asiático de Estambul, atropellado por un vehículo particular cuando trataba de montar una barricada.

ANKARA RECONOCE QUE LAS PROTESTAS SON LEGÍTIMAS PERO RECHAZA VIOLENCIA

El viceprimer ministro turco, Bülent Arinç, calificó hoy las protestas dirigidas contra la demolición de un parque en Estambul como "legítimas y justas", aunque rechazó cualquier uso de la violencia .En una rueda de prensa celebra en Ankara tras una reunión con el presidente turco, Abdullah Gül, el número dos del Gobierno islamista moderado reconoció que "la exagerada violencia de la policía al comienzo de los incidentes en el parque provocó una reacción".

"Estamos abiertos a todas las reacciones pero no debe haber violencia. La reacción de la gente en el parque fue legítima y justa, pero esta reacción legítima fue utilizada con abuso por grupos marginales ilegales", aseguró el viceprimer ministro turco.

DOS VIDAS HUMANAS

Las violentas protestas que azotan a toda Turquía desde el pasado viernes se han cobrado ya la vida de al menos dos personas, mientras que cientos fueron heridas y detenidas temporalmente durante los enfrentamientos con las fuerzas del orden.

La violencia comenzó cuando la policía quiso desalojar a la fuerza a miles de manifestantes del parque Gezi de Estambul, donde las autoridades planean la construcción de un centro comercial. "Pido disculpas a aquellos (manifestantes) con sensibilidad medioambiental por la violencia policial usada en su contra al comienzo (en el parque). Pero no tenemos disculpas para los violentos de las calles", aseveró Arinç.

Por otra parte, el viceprimer ministro, que actúa también como portavoz del Gobierno, acusó a la prensa extranjera que comparar "intencionadamente" lo sucedido estos días con la Primavera Árabe.