Los muertos por las fuertes lluvias en Río de Janeiro superan el centenar

internacional

| 12.01.2011 - Actualizado: 20:59 h
REDACCIÓN

Las autoridades han elevado hoy a 115 la cifra de fallecidos por el temporal de lluvias que afecta desde el martes al estado de Río de Janeiro, donde la situación ha sido considerada como crítica. Además, se calcula que varias decenas de personas permanecen aún desaparecidas, por lo que la cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas.

La mayoría de las víctimas mortales, al menos 89, se han registrado en el municipio montañoso de Teresópolis, el más afectado por las precipitaciones, informó una fuente de la secretaría de comunicación del municipio, que precisó que las tareas de rescate continúan.

El alcalde de Teresópolis, Jorge Mário, ha decretado el estado de "calamidad pública" y ha calificado como crítica la situación en la zona.

Mientras, en la ciudad de Nova Friburgo, también en la región serrana del estado fluminense, tres bomberos que buscaban víctimas atrapadas bajo los escombros de un edificio perdieron la vida, por lo que la cifra de víctimas en la localidad aumentó a siete, según un comunicado de la Secretaría de Defensa Civil de Río de Janeiro.

En la localidad de Petrópolis, al menos 18 personas han perdido la vida, de acuerdo con el último recuento oficial, mientras que otra ha fallecido el municipio de Itaipava.

Según fuentes oficiales, está previsto que el ministro de Integración Nacional, Fernando Bezerra, se desplace al estado de Río de Janeiro y sobrevuele las zonas más afectadas.

Hasta el momento se calcula que varias decenas de personas permanecen desaparecidas, por lo que la cifra de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas.

Un total de 800 efectivos de la Defensa civil y del Cuerpo de Bomberos del estado participan en las labores de rescate.

Además, helicópteros de la Marina se desplazaron al área afectada para transportar efectivos militares de apoyo y equipos de salvamento, ya que la accidentada orografía de la zona dificulta las labores de rescate.

Las autopistas que comunican Río de Janeiro con el resto del país están parcialmente bloqueadas a causa de deslizamientos de tierra.

En varias ciudades de la región serrana de Río de Janeiro la situación se agravaba por los cortes en el suministro eléctrico y otros servicios básicos, como el abastecimiento de agua potable.

El temporal que azota Río de Janeiro tiene lugar después de que en el estado vecino de Sao Paulo al menos trece personas fallecieran a causa de las inundaciones y los deslizamientos de tierra entre el lunes y el martes.

La mayor preocupación de las autoridades paulistanas se centra en la localidad de Franco da Rocha, en la región metropolitana de Sao Paulo, cuyo casco urbano permanece completamente anegado bajo las aguas.

Desde noviembre, el temporal ha afectado a más de 100.000 personas en el sudeste de Brasil.