Las fuerzas iraquíes ultiman la reconquista total de Faluya

internacional

| 19.06.2016 - 15:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Las fuerzas iraquíes avanzaron hoy en su conquista de la ciudad de Faluya, donde arrebataron al grupo yiahdista Estado Islámico (EI) un barrio céntrico, antes de dirigir sus esfuerzos hacia Mosul, el principal feudo yihadista en Irak.

Hoy, las fuerzas gubernamentales consiguieron controlar el barrio de Al Madaniyin y sectores del barrio de Al Dobat al Ula, tras intensos combates con los miembros del EI, que sufrió un número indeterminado de muertos y heridos, informó el Ejército en un comunicado.

Además, una fuente de seguridad dijo a Efe que aviones de guerra de la coalición formada por EEUU y de Irak bombardearon posiciones de los extremistas en el noroeste de la ciudad, lo que causó la muerte y heridas a decenas de ellos.

Asimismo, un ataque yihadista en el barrio Al Shuhada acabó con la vida del comandante del Primer Batallón de las fuerzas especiales o "magauir" de la Primera División del Ejército iraquí, teniente coronel Hashem Ismail, agregó la fuente.

Otros cinco soldados resultaron heridos en ese ataque.

De esta manera, y según explicó ayer el primer ministro Haidar al Abadi, son ya pocas las zonas de la ciudad que no han sido recuperadas por las fuerzas gubernamentales.

El experto militar y exoficial del Ejército iraquí coronel Sabah Ibrahim, destacó en declaraciones a Efe la importancia estratégica de la liberación de Faluya.

Para Ibrahim, la segunda mayor ciudad de la provincia de Al Anbar, tras la capital, Ramadi, posee una importante ventaja, ya que goza de una importante posición geoestratégica.

El experto destacó sus límites administrativos con la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, la provincia de Babel, al sur de la capital, y con el resto de las ciudades de Al Anbar.

Asimismo, está situada a solo 50 kilómetros al oeste de Ramadi, lo que la convertía "en un buen e importante nudo de comunicaciones para el EI", cuando estaba bajo su dominio.

Además, suponía "una amenaza directa a Bagdad por la facilidad del traslado de los terroristas entre los civiles" que huían hacia la capital.

"La liberación de Faluya hará que el EI pierda todas esas ventajas estratégicas de las que goza la ciudad", añadió Ibrahim.

Sobre la evaluación de la lucha en Faluya y el desempeño de las fuerzas iraquíes, Ibrahim subrayó que "esta ofensiva es una de las más grandes en las que se ha embarcado el ejército iraquí hasta ahora".

Argumentó, asimismo, su aseveración al destacar que "Faluya es uno de los bastiones más importantes del EI después de Mosul y también fue una de las primeras ciudades controladas por los yihadistas a principios de 2014".

Por ello, "su liberación supondrá un duro golpe para el EI".

Según el antiguo militar, la liberación de Faluya dejará "un efecto positivo sobre el futuro de la guerra contra el EI, porque va a acelerar la operación para la liberación de Mosul, ya que ha subrayado la capacidad de las fuerzas iraquíes en asaltar los feudos de la organización".

Según él, también ha hecho ganar experiencia suficiente a las tropas y ha elevado también su moral y "este aspecto es muy importante en las guerras modernas".

Por el momento, el ejército inició esta mañana una ofensiva para recuperar el control de la zona de Al Qayara, tan solo 50 kilómetros al sur de Mosul.

De la misma opinión que Ibrahim es el comentarista político Abdelaziz al Yaburi, que señaló que la liberación de Faluya "tendrá repercusiones muy grandes en la calle iraquí, por un lado, y en el EI por el otro".

"La calle iraquí sigue la campaña militar en Faluya paso a paso y apenas el ejército anunció la entrada de las fuerzas en el centro de la ciudad y liberó el complejo gubernamental estallaron celebraciones populares de júbilo", afirmó.

Respecto al EI, la pérdida de la ciudad de Faluya "tendrá un gran impacto, ya que contribuirá a deteriorar la moral de sus combatientes y al derribo de sus capacidades de lucha".

Al Yaburi añadió que el triunfo de las fuerzas iraquíes en Faluya acelerará la caída de las capacidades militares del EI y la liberación de las ciudades que controla.

Sin embargo, este hecho "no eliminará completamente a esta organización, ya que volverá a practicar la guerra de guerrillas y los ataques sorpresa que solía realizar partiendo de zonas remotas y desérticas, adonde se dirigirán sus combatientes tras la huida de las ciudades liberadas".

Para Yaburi, además de la próxima ofensiva sobre Mosul, la siguiente etapa debe pasar por "inmunizar a la sociedad contra la ideología extremista del EI y trabajar para lograr una reconciliación verdadera y alejar las prácticas sectarias y étnicas de la vida política del país".