Las FARC niegan la autoría del secuestro de los dos turistas españoles en Colombia

La Policía tiene "evidencias" de que los dos españoles han sido secuestrados por indígenas

Policía colombiana: Los turistas españoles son víctimas de un "secuestro extorsivo"

internacional

| 22.05.2013 - 14:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La delegación de las FARC en los diálogos de paz de La Habana ha negado que esa guerrilla sea responsable del secuestro de dos turistas españoles en Colombia y lo atribuyó a la "delincuencia común". El dispositivo policial desplegado en la región de La Guajira, en el norte de Colombia, ha hallado "algunas evidencias" que apuntan a que los dos españoles secuestrados el viernes pasado en esta zona han sido raptados por indígenas, han informado fuentes policiales.

"Rechazamos categóricamente este nuevo absurdo de estar acusando a las FARC de acciones de delincuencia común", declaró a los medios en La Habana el guerrillero Jesús Emilio Carvajalino, alias "Andrés París".

La delegación de las FARC reiteró que "se está cumpliendo en todo el territorio nacional" la orden de su "estado mayor", emitida en febrero de 2012, que prohíbe los secuestros.

Las autoridades colombianas buscan a los turistas españoles Ángel Sánchez Fernández, de 49 años, y María Concepción Marlaska Sedano, de 43 años, secuestrados desde el pasado viernes en el departamento de La Guajira, limítrofe con Venezuela, cuando se dirigían en automóvil hacia el turístico Cabo de la Vela.

Sánchez Fernández y Marlaska, quien es familiar del juez español Fernando Grande-Marlaska, jefe de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, son naturales de Avilés, localidad de Asturias, en el norte de España.

Según fuentes de la policía colombiana, los secuestradores dijeron ser de las FARC cuando contactaron con sus familiares para pedir un rescate.

El jefe de la Policía Nacional, el general José Roberto León Riaño aseguraba desde Washington que los turistas españoles son víctimas de un "secuestro extorsivo porque están pidiendo dinero", pese a reconocer que "no hay claridad sobre quiénes son los autores".

En la actualidad, las autoridades colombianas realizan la reconstrucción de los hechos, partiendo de la premisa de que los turistas fueron secuestrados mediante la simulación de un accidente automovilístico, precisó.

El martes, en Cuba, un portavoz del equipo negociador de la guerrilla en los diálogos de paz con el Gobierno de Colombia ya adelantó a Efe que ese grupo rebelde cumple con la directriz que prohíbe a todas sus unidades urbanas y rurales "la retención de personas con fines económicos".