Las compañías españolas empiezan a repatriar a sus trabajadores de Egipto

El grueso de los 600 turistas españoles en Egipto regresará a España este lunes

internacional

| 31.01.2011 - 18:35 h
REDACCIÓN

Las empresas españolas con presencia en Egipto han comenzado a repatriar a sus trabajadores en el país debido a los recientes acontecimientos y la situación que atraviesa, informaron varias de estas compañías a EFE.

Iberdrola que tenía 12 empleados en el país facilitó los trámites para que pudiesen trasladarse a España ayer "con total normalidad y sin incidencias", mientras que sus familias ya habían dejado Egipto con anterioridad.

La compañía está a punto de entregar un proyecto "llave en mano" en Kuraymat (Norte de Egipto) que incluye la construcción de una central eléctrica en la que colabora con la empresa japonesa Matsui.

Unión Fenosa también ha comenzado a repatriar al personal "no esencial" y a los familiares de los trabajadores de la planta de licuefacción (transformación de gas en líquido) de Damieta, gestionada por SEGAS, empresa participada en un 80 % por Unión Fenosa Gas.

La planta, que está situada en la mencionada localidad a 60 kilómetros de la desembocadura del Canal de Suez en el Mediterráneo, inició su actividad en diciembre de 2004 y "sigue funcionando con normalidad", según la empresa.

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) tenía 4 trabajadores en el área de servicios y aguas en El Cairo que han sido repatriados en las últimas horas.

Asimismo, los 4 empleados de Cepsa en Egipto, que trabajaban en tareas de exploración, ya que la compañía carece de fábricas, refinerías y sistemas de extracción en el país, fueron repatriados ayer con sus familias "sin incidencias".

Gamesa, por su parte, tiene cuatro parques eólicos fuera de los cascos urbanos del país que "no se han visto afectados por las revueltas" y en los que hay contratados 10 trabajadores egipcios, por lo que no se contempla su traslado a otras zonas, aunque la compañía ha parado su actividad para permitir que "puedan quedarse en casa para que no corran ningún riesgo en el ejercicio de su actividad".

El Ministerio de Asuntos Exteriores español desaconsejó el viernes pasado "todo viaje no esencial" a Egipto debido al clima de agitación civil, lo que sigue reflejando en su página web (www.maec.es).

Por su parte, el grueso de los 600 turistas españoles que permanecían en Egipto regresará este lunes a España, en varios vuelos que aterrizarán en los aeropuertos de Barajas (Madrid) y el Prat, en Barcelona.

Cuatros vuelos de Egyptair, Spanair, Iberia y Mint Airways procedentes de El Cairo tienen prevista su llegada a Barajas entre las 16.00 y las 19.00 horas, algunos de ellos con retrasos sobre su hora inicial programada, ha informado la Agencia Española de Navegación Aérea (AENA).

Otros tres de Egyptair, Spanair y Air Europa prevén llegar entre las 18.00 y las 18.25 horas a El Prat, también con retrasos que en los dos primeros casos alcanzan las cuatro horas y media sobre la hora programada, según AENA.

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha cifrado en unos 600 los

turistas que estarían regresando a España, en declaraciones a los medios de comunicación desde Bruselas.

Una portavoz de Exteriores ha explicado que la salida de los españoles de Egipto no responde a ningún plan de evacuación diseñado por el Ministerio, sino que se ha organizado por las agencias de viajes contratadas por los turistas en coordinación eso sí con la Embajada de España en El Cairo.

De hecho, la legación ha desplazado a un diplomático al aeropuerto de la capital egipcia para informar y asistir a los turistas españoles que esperaban coger un vuelo de regreso a casa. Dos vuelos con nacionales españoles salieron ayer de El Cairo con destino a Madrid y Barcelona.