Las chicas de "Sexo en Nueva York" consiguen el antioscar de la interpretación

internacional

| 27.02.2011 - 13:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Cynthia Nixon y Kristen David en conjunto han sido elegidas como el peor elenco de actrices del año por los votantes de los Razzies que, además, han distinguido El Último Guerrero como el peor largometraje de 2010.

La segunda parte cinematográfica de la popular serie de televisión Sexo en Nueva York y El Último Guerrero han sido las dos películas que más premios han cosechado durante la gala que parodia los Premios de la Academia y que entrega anualmente sus tan poco deseadas Frambuesas Doradas.

Así, la película de Noah Ringer se hizo con un total de cinco premios consiguiendo eclipsar a todos los demás filmes que competían en esta nueva edición de los Razzies. Shyamalan fue escogido peor director por este largometraje que, además, fue galardonada con otro premio por su uso del 3D que, según ha destacado la organización, "fue como para arrancarse los ojos".

Sin embargo, la película sí que ha gustado al gran público y ha conseguido recaudar cerca de 320 millones de dólares en la taquilla mundial a pesar, eso sí, de haber recibió un índice favorable de apenas un 6 por ciento en RottenTomatoes.com.

Por su parte, Ashton Kutcher y Jessica Alba recibieron la Frambuesa Dorada a peor actor y actriz por su papel protagonista en Día de San Valentín aunque ambos actores estaban también nominados al premio por sus interpretaciones en otras películas.

Otro que tampoco se ha librado ha sido el actor Jackson Rathbone quien se ha llevado el premio en calidad de peor actor de reparto por sus papeles en El Último Guerrero y Eclipse.

Los llamados 'ganadores' de estos particulares antioscars son decididos por la votación de 657 personas de Estados Unidos y de otros 17 países quienes, con su veredicto, pretenden "dar un mordisco" a las celebrities de Hollywood en lugar de besarlas por los trabajos que ellos consideran mal hechos.