Lagarde dice que la economía empieza a respirar y rebaja la necesidad de fondos

"La situación actual ofrece una oportunidad para seguir avanzando y tomar más medidas necesarias para contener la crisis"

(Archivo)

internacional

| 12.04.2012 - 20:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La economía mundial ha ganado algo de "espacio para respirar" por lo que las necesidades de aumentar los recursos de préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) "puede que no sean tan grandes como habíamos estimado al comienzo de año", afirmó hoy Christine Lagarde, su directora gerente.

Pese a que los "riesgos siguen siendo elevados", Lagarde declaró que la situación actual "ofrece una oportunidad para seguir avanzando y tomar más medidas ciertamente necesarias para contener la crisis y dejarla finalmente atrás".

Por ello, insistió en la "estrecha coordinación internacional", y en continuar con los ajustes y las políticas de consolidación fiscal requeridas hacia unas "finanzas públicas saludables" en buena parte de las economías avanzadas.

Durante un discurso en el Instituto Brookings, que sirvió de antesala a las reuniones de primavera que el FMI y el Banco Mundial celebrarán la próxima semana en Washington, Lagarde evitó dar ejemplos concretos o números.

No obstante, aprovechó la ocasión para "alabar" los "notables esfuerzos" de Italia y España, los dos países que las últimas semanas han registrado subidas de sus primas de riesgo de deuda soberana, en un repunte de la crisis que aqueja a la zona euro.

Lagarde subrayó que cada país tiene que encontrar su "propio ritmo" y que debe cuidar de que los ajustes "no ahoguen el crecimiento económico" en el actual contexto de "debilidad".

Por otro lado, la directora gerente del FMI y exministra de Finanzas de Francia afirmó que la "relativa mejora del clima económico" ha conducido a que "las necesidades ahora puede que no sean tan grandes como habíamos previsto al comienzo de año".

En enero pasado, Lagarde advirtió de que los recursos del Fondo para préstamos podían ser escasos si se agudizaba la crisis de deuda soberana en Europa, y celebró desde entonces contactos con los principales gobiernos para ampliarlos hasta los 500.000 millones de dólares.

Hoy reiteró, sin embargo, la necesidad de aumentar los recursos del FMI para que sea "más efectivo" como "círculo de protección" en el actual mundo "interconectado", si bien eludió precisar una nueva cifra.

Sí señaló que espera que en la reunión de la próxima semana en el FMI y el BM, en la que también se celebrará una cumbre de ministros de Economía del G-20, haya "progresos significativos" en la concreción de ese incremento de recursos.

"No cometamos errores: los riesgos son considerables, y sería imprudente pensarlo de otra manera (...). El riesgo más amenazante es que las tensiones financieras y soberanas retornen con renovadas fuerzas a Europa", subrayó.

Lagarde reivindicó una vez más el papel de las autoridades políticas en la solución de la crisis, como se ha visto recientemente en Europa.

"Los pasos dados por los europeos en los meses recientes son un oportuno recordatorio del poder de la resolución y la acción política. La muy esperada decisión de los ministros de la Eurozona de fortalecer el cortafuegos financiero ha sido crucial", agregó.

También destacó el apoyo de liquidez ofrecido por el Banco Central Europeo (BCE), las acciones adoptadas en favor de la recuperación del sistema bancario y el avance en la integración fiscal de la zona como elementos que han mejorado el panorama económico.

Lagarde dijo que los costes humanos de la crisis son un importante recordatorio de "por qué es necesaria mayor acción en el terreno de las reformas políticas".

"Con las reformas adecuadas, el mundo puede asegurarse un nuevo tipo de crecimiento más incluyente y sostenible", manifestó.