La violencia sigue y Maduro llama a la oposición a una Conferencia de Paz

internacional

| 26.02.2014 - 13:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente ejecutivo venezolano, Jorge Arreaza, llamó a la oposición a participar en la Conferencia Nacional de Paz convocada por el presidente, Nicolás Maduro, y a no cometer los "errores" del pasado.

"Los llamó a participar en la Conferencia Nacional de paz", dijo Arreaza durante la presentación del informe de gestión de la Vicepresidencia que encabeza ante la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral). "Ojalá mañana asistan a la Conferencia por la Paz y podamos salir adelante dentro del marco de nuestra querida y amada y sagrada Constitución", dijo Arreaza.

Maduro ha llamado a todos los sectores políticos y sociales a esa Conferencia de Paz, en momentos en que el país está sumido en un clima de protestas que se ha cobrado hasta el momento al menos trece muertos reconocidos oficialmente, cifra que sube a quince según reportes de prensa, y más de 150 heridos.

El vicepresidente indicó que el Gobierno está disponible para todas las denuncias sobre abusos y maltratos de que disponga la oposición. "Denuncia que ustedes tengan de abusos, de maltratados, denuncia que nos hacen llegar, nosotros la investigamos y si hay responsable va preso inmediatamente, esto no es la cuarta república", dijo en alusión a como el oficialismo llama al periodo de Gobierno anterior a la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999.

No obstante, Arreaza aplaudió la actuación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional (policía militarizada), que según dijo han hecho un "extraordinario servicio".

CONTINÚA LA PROTESTA EN VENEZUELA AUNQUE BAJA SU INTENSIDAD

Mientras, las protestas que desde hace casi dos semanas se escenifican en Venezuela en contra del presidente, Nicolás Maduro, se mantuvieron en varios puntos del país aunque con menos intensidad y menos hechos violentos, después de que la semana se iniciara con dos muertos y saqueos.

Las barricadas o guarimbas se volvieron a levantar en algunas zonas en el día catorce de protestas en Caracas, Maracaibo, Táchira, Carabobo y Aragua, aunque en esta oportunidad y a diferencia de las de ayer, dejaron espacio para la circulación de los vehículos.

Sin embargo, el clima de tensión se mantiene después de que el 12 de febrero pasado una marcha convocada por estudiantes y oposición para protestar contra el Gobierno terminara con hechos violentos que dejaron tres muertos, evento que disparó las manifestaciones, algunas menos pacíficas que otras.

La fiscal general, Luisa Ortega, dijo ayer que hasta ese momento se contabilizaban 13 fallecidos como consecuencia de las protestas, un número que medios locales sitúan en 15 con dos muertes que se registraron el lunes en hechos vinculados con las protestas.

Dos hombres de 34 años: Jimmy Vargas, al caer de un edificio en el Táchira (oeste) cuando supuestamente la Policía lanzaba gases y disparaba perdigones, y Wilmer Carballo, quien presuntamente fue alcanzado por una bala en una protesta en Cagua, en Aragua (centro), engrosaron ayer la cifra de fallecidos.