El islamista PJD gana las elecciones con 107 escaños

Miles de marroquíes se manifiestan convocados por el movimiento contestatario

internacional

| 27.11.2011 - 15:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) ganó las elecciones legislativas en Marruecos y obtuvo 107 de los 395 escaños de la Cámara de Representantes, según los resultados definitivos que hoy fueron hechos públicos por la Comisión Nacional del Censo.

El comunicado, distribuido por la agencia oficial MAP, da al PJD 107 escaños, que equivalen al 27 % del total, lo que le obligará a buscar alianzas con alguno de los numerosos partidos que entran en la Cámara para asegurarse una mayoría absoluta de 198 escaños.

El PJD se sitúa de este modo muy por delante de los demás partidos: el nacionalista Istiqlal, con 60 escaños; la Reunión Nacional de Independientes (RNI), con 52; el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), con 47; la Unión Socialista, con 39; el Movimiento Popular, con 23, y la Unión Constitucional, con 23, además de varios partidos que obtienen menos de 20 escaños.

La victoria del PJD se ha logrado tanto en las circunscripciones locales como en la llamada "lista nacional" reservada para mujeres y jóvenes: de los 90 escaños reservados para esta lista, el PJD se hace con 24, también muy por delante del Istiqlal (13), el RNI (12) y el PAM (12).

El comunicado no precisa el porcentaje de votos nulos y en blanco, que de repetirse la tendencia de los últimos comicios superaría el 15 % y arrojarían una sombra de credibilidad sobre un proceso electoral que ha atraído a un 45 % de los electores inscritos, pero solo a un 28 % si se suman todos los marroquíes mayores de edad.

Tampoco hay información sobre los votos obtenidos por cada formación, y que pueden significar un porcentaje aún mayor en la victoria del PJD, ya que las zonas urbanas, donde este partido es más fuerte, están infrarrepresentadas en el reparto de escaños.

Según la nueva constitución aprobada en julio, el rey Mohamed VI encargará la formación del gobierno al partido más votado, en este caso el PJD, por lo que se abre un necesario periodo de alianzas para garantizarse una mayoría en el parlamento.

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN CONTRA EL RESULTADO DE LAS LEGISLATIVAS

Miles de personas se manifestaron hoy en distintas ciudades de Marruecos convocadas por el movimiento contestatario marroquí "20 de Febrero" para rechazar las elecciones legislativas celebradas el viernes pasado.

En Rabat, unos mil manifestantes protestaron contra las "elecciones falsas" en la primera marcha que se convoca tras conocerse el resultado de los comicios, en los que se alzó con la victoria el partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD).

La marcha, en la que participaron militantes del movimiento islamista Justicia y Caridad (ilegal pero tolerado), grandes rivales del PJD, junto con jóvenes del Movimiento 20 Febrero y algunos familiares de los presos salafistas, se desarrolló de forma pacífica y con discreta presencia policial.

Otras marchas se desarrollaron en al menos 60 ciudades marroquíes, según aseguró a Efe Hasán Benajeh, portavoz del movimiento Justicia y Caridad.

De ellas, destacaron las de Tánger (uno de los feudos de los disidentes) y la de Casablanca, ciudades ambas donde los organizadores aseguraron haber concentrado a decenas de miles de personas, aunque ninguna otra fuente independiente pudo corroborar estas cifras.

"Ni justicia ni desarrollo" coreaban los manifestantes de Tánger, en alusión al lema del partido ganador en los comicios del viernes -que también fue el más votado en esa ciudad, muy por delante de los demás- en medio de una gran presencia policial.

Los lemas abundaron sobre "las elecciones falsas y prefabricadas desde el Majzen" (entramado político en torno al Palacio), tanto en Tánger como en Casablanca, donde también se desplegó una importante presencia policial.

LA VICTORIA ELECTORAL ISLAMISTA, UN "TERREMOTO" PARA LA PRENSA INDEPENDIENTE

Un "terremoto" o un "tsunami": estos son los calificativos que merece para la prensa independiente marroquí la victoria del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), de carácter islamista, en las elecciones legislativas del viernes.

Los diarios en papel suelen descansar los domingos, pero dos diarios independientes, además del órgano del PJD, sacaron hoy números especiales para analizar los resultados parciales de las elecciones conocidos ayer y que dan a los islamistas claros ganadores con 88 de los 280 escaños escrutados (de un total de 395).

"Al Masae", el diario más leído del país, titula "Tsunami del PJD golpea a Marruecos", y considera "está claro que el próximo presidente del gobierno será del partido", pese a que se abre ahora un periodo de consultas en el que el PJD debe lograr apoyos para asegurarse una mayoría absoluta en una cámara muy fragmentada.

Otro de los diarios más populares, Al Ahdat al Magrebiya, también titula con grandes letras en su portada: "¡Terremoto!", y la ilustra con una gran foto de su secretario general, Abdelilah Benkirán, dando un corte de mangas en algún mitin político reciente.

En un artículo interior, el diario considera que "el resultado era esperado, pero no con esta magnitud (en la victoria), ya que "ha arrasado en la mayoría de las circunscripciones" y "ha conseguido sus escaños incluso en zonas conocidas como bastiones de partidos nacionalistas o de derechas".

Para el diario, está claro que es "un voto de sanción por los años de gestión de la cosa pública por parte de esos partidos" desde 1998.

El diario Al Taydid", órgano del PJD, es más comedido y se limita a titular que es una "victoria histórica" en la que "el pueblo ha dado su palabra", y destaca en su portada los comentarios positivos que las elecciones han merecido en Estados Unidos y los países de la Unión Europea.

En contraste con estos comentarios, la agencia oficial marroquí MAP publicó una especie de análisis sobre la victoria del PJD en el que, curiosamente, no cita en ningún momento la palabra "islamista", "islam" ni "religión" en su texto.

Para la agencia oficial, "la fuerza de seducción del PJD ha residido indudablemente en las orientaciones mayores de su programa, que establece como referente los valores auténticos de la identidad marroquí".