La Unión Europea pide contención a Turquía tras el derribo de un avión suyo por Siria

internacional

| 25.06.2012 - 13:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Unión Europea se ha mostrado muy preocupada por la tensión surgida tras el derribo de un avión militar turco por el regimen sirio de Assad, pero ha pedido a Turquía contención en su respuesta. Mañana la OTAN celebrará una reunión extraordinaria solicitada por este último país. El ministro español de Exteriores descarta una respuesta militar.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, pidió hoy a Turquía "contención" en su reacción tras el derribo de uno de sus aviones de combate por parte de fuerzas sirias.

"Estaremos obviamente observando a Turquía para que se contenga en su respuesta", indicó Ashton a su llegada de un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE que se celebra hoy en Luxemburgo, y en el que la alta representante europea confirmó que se abordará el asunto del avión turco.

"He hablado con el primer ministro turco y me informó sobre la situación. Hoy trataremos el asunto. Estamos muy preocupados por lo que ha pasado, y muy preocupados por la familia de los dos pilotos" que viajaban a bordo del avión siniestrado, apuntó.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, fue más tajante al calificar la situación de "absolutamente inaceptable", ya que cuando la aeronave fue atacada "iba sin armas en un vuelo rutinario, sin que hubiera advertencia previa".

"Hay varias interpretaciones posibles, pero es seguro que este gesto es inaceptable", concluyó, y recordó que los embajadores de la OTAN se reunirán mañana en Bruselas para tratar el asunto.

El titular de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, condenó el derribo del avión y señaló que "es contrario al respeto de los derechos humanos y de la vida, porque había dos pilotos en ese avión, que estuvo quizás varios minutos en espacio aéreo sirio".

"Sin advertencia previa, se disparó contra el avión, esto va contra toda lógica. Sólo una dictadura puede proceder con este tipo de actos", sentenció, y aseguró que la UE "está del lado de Turquía y aprobamos la reacción moderada que han tenido ante la situación".

En la misma línea, el jefe de la diplomacia italiana, Giulio Terzi, condenó el suceso y aseguró que el avión fue "abatido conscientemente".

Para Terzi, el episodio puede resultar "convincente" de cara a lograr que Rusia y China acepten una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

En ello trabajarán el Reino Unido y otros países, según explicó hoy a su llegada a la reunión de Luxemburgo el ministro de Exteriores británico, William Hague, quien advirtió sin embargo de que el suceso no tiene por qué suponer "una nueva fase" en el conflicto sirio.

Según fuentes diplomáticas, los Veintisiete deberían aprobar hoy un texto de conclusiones en el que condenarán el ataque, alabarán la moderada respuesta de Turquía y reclamarán una investigación internacional sobre el incidente.

Además de discutir acontecimientos como el derribo del avión turco, los ministros de Exteriores europeos confirmaron nuevas sanciones contra una persona y seis entidades afines al régimen sirio, así como nuevas aclaraciones en el embargo de armas que tienen impuesto al país.

Hoy, la mayor parte de los ministros insistieron en su oposición a una intervención militar en Siria, algo que ni si quiera se considera una opción, según el titular español, José Manuel García-Margallo.

"Veremos qué más se puede hacer. He estado en contacto con (el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe) Kofi Annan, intentando apoyar su trabajo e intentar ayudar a la gente en Siria, donde la situación es terrible sobre el terreno", indicó Ashton.

La jefa de la diplomacia comunitaria también recordó que la UE ha mantenido reuniones con la oposición siria y que "hay muchas discusiones en marcha".

"Estamos intentando que haya circunstancias para que la oposición se pueda unir, esto es muy importante, que sea inclusiva y represente a mucha gente, y tenga un plan propio", dijo.

El ministro francés insistió en que el Consejo hará "una reafirmación de nuestra condena extremadamente firme a este régimen abominable", en tanto que su homólogo luxemburgués incidió en que "no podemos intervenir militarmente en Siria, esto no sería una solución, sino algo peor a lo que hay ahora mismo".