La Unión Europea expulsará a Turquía a los sirios que lleguen a Grecia

A cambio de que los Estados miembros reubiquen a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía

Rajoy hará esfuerzo de acogida aunque acuerdo con Turquía no implica aumento de obligaciones para países

Merkel dice que la propuesta de Turquía de cerrar el paso a todos los inmigrantes es un "salto cualitativo"

Turquía y Grecia negocian hoy los detalles de la devolución de refugiados

El Alto comisionado ACNUR advierte a la UE contra la devolución de refugiados

internacional

| 08.03.2016 - 08:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han logrado un principio de acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a "todos los inmigrantes" -incluidos los demandantes de asilo sirios-, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los Estados miembros reubiquen a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

Las dos partes, sin embargo, deberán "trabajar en los detalles" del acuerdo en los próximos días, con el objetivo de concretar su contenido de aquí a la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de este mes de marzo, según han anunciado en una rueda de prensa conjunta Davutoglu y los presidentes del Consejo europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El documento es el resultado de doce horas de negociación en Bruselas entre los Estados miembros y con el primer ministro Davutoglu, que ha participado en un almuerzo con los Veintiocho, pero que no ha intervenido en el debate final para sellar el texto.

Pese a que se trata de un principio de acuerdo en lo político, que deja abiertas cuestiones técnicas y jurídicas, los líderes aseguran en su declaración que el acuerdo de deportar a todos los migrantes que lleguen desde Turquía se aplicará a todos los que lleguen "desde hoy".

Para que la devolución de un demandante de asilo a un tercer país sea compatible con el derecho internacional, es necesario que este país, Turquía en este caso, sea considerado como 'país seguro'. Se trata de una noción que "no existe como posibilidad" a nivel de la UE, pero que sí se da a nivel bilateral en el caso de las relaciones entre Grecia y Turquía.

Tusk ha reconocido que se debe ser "muy cauto" con la iniciativa, ya que existen "aspectos legales" que deben ser aclarados, aunque ha recalcado que existe un claro consenso en la "esencia" del acuerdo. "Es una medida legal", ha zanjado, por su parte, Juncker, quien ha explicado que la directiva de asilo recoge la posibilidad de "no atender" una solicitud de asilo si el demandante llega desde un tercer país considerado "seguro".

Con todo, ha apuntado que Turquía deberá proceder a ciertas "modificaciones en su legislación" para cumplir con esta noción. El compromiso que debe ser perfilado en los próximos días recoge de nuevo el compromiso de desembolsar 3.000 millones de euros para ayudar a Ankara a atender a los más de 2,7 millones de refugiados en su territorio y apunta la posibilidad de sumar a este esfuerzo "fondos adicionales".

La propuesta turca, respaldada por Alemania, Países Bajos y Bruselas, apuntaba la necesidad de 3.000 millones más para 2018, aunque esta cifra no ha quedado recogida en el texto final. Sobre este asunto, Davutoglu ha subrayado que "Turquía no pide dinero a nadie" y que los fondos que reclama son para los refugiados en campamentos en el país, a los que el Gobierno turco ya ha destinado "10.000 millones de dólares".

"Nuestro objetivo es desincentivar la inmigración ilegal y evitar la actividad de las mafias. (También) es un objetivo humanitario, no queremos ver más mujeres y niños muriendo en nuestros mares", ha descrito el primer ministro turco.

El representante turco ha querido ver el resultado de esta cumbre como la prueba de avances en la "integración" de Turquía en la Unión Europea, al tiempo que ha apuntado el compromiso de la UE de "acelerar" el proceso para abrir nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión.

Los compromisos esbozados en la declaración de la cumbre recogen, asimismo, la disposición para "acelerar" la 'hoja de ruta' para retirar la exigencia de visados a los nacionales turcos "a más tardar a finales de junio de 2016", y no en octubre como se contemplaba inicialmente. El presidente francés, François Hollande, ha avisado de que para acabar con la política de visados es necesario que "se respeten los criterios (exigidos), y son 72".

LIBERTAD DE EXPRESION

La declaración, sin embargo, apenas alude a la preocupación por el respeto de la libertad de prensa en Turquía, después de que el Gobierno interviniera el pasado viernes el diario más vendido del país, 'Zaman', por sus presuntos lazos con Fetulá Gulen, principal rival del presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Bélgica e Italia han reclamado durante las negociaciones del lunes que el documento fuera crítico con las trabas de Ankara a la libertad de expresión, pero finalmente el texto se limita a indicar que los mandatarios europeos "también han discutido sobre la situación de los medios" con Davutoglu.

En la conferencia de prensa y en presencia del primer ministro turco, Tusk ha sido algo más preciso al declarar que la UE "no puede permanecer indiferente ante las preocupaciones por lo que pasa en Turquía" y ha reiterado la defensa de la libertad de expresión.

El presidente del Consejo también ha apuntado que el respeto de la libertad de prensa y de expresión "siguen siendo una condición" en el proceso de adhesión al club comunitario, "y no va a cambiar".

ESPAÑA GARANTIZA A LA UE QUE HARÁ "UN ESFUERZO" DE ACOGIMIENTO DE REFUGIADOS

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha garantizado que España hará "un esfuerzo" para la acogida de refugiados y mantendrá una actitud de total colaboración ante los compromisos contraídos al respecto por la UE con Turquía y Grecia.

En declaraciones a los periodistas al término de estas reuniones ha subrayado que el problema de los refugiados se ha convertido en el gran asunto que debe abordar la UE en estos momentos y que, ante el mismo, España mantendrá una posición "constructiva".

El presidente del Gobierno español ha explicado que en la cumbre se ha tratado la relación de la UE con Turquía, el país que ha recordado que recibe primero a los refugiados sirios y que tienen actualmente en su territorio a más de dos millones de personas en estas circunstancias.

MERKEL DICE QUE LA PROPUESTA DE TURQUÍA ES UN "SALTO CUALITATIVO"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que la propuesta presentada por Ankara de poner en marcha un programa para deportar a Turquía a todos los inmigrantes, incluidos los demandantes de asilo sirios, que lleguen a la UE a través de este país, es un "salto cualitativo" y un "avance" si es aplicada.

"El primer ministro turco (Ahmet Davutoglu) presentó al primer ministro de Países Bajos, en nombre de la presidencia del Consejo, y a mí misma, una propuesta que considero un salto cualitativo si es aplicada", ha expresado en rueda de prensa.

"Pensamos que es un enfoque satisfactorio, es algo a lo que damos la bienvenida pero necesitamos más tiempo, por ejemplo hasta el siguiente Consejo Europeo, para discutir los diferentes aspectos", ha añadido la canciller alemana, que sin embargo ha subrayado que los líderes aprueban las "piedras angulares" de una propuesta que deben negociar "lo antes posible".

EL ALTO COMISIONADO ACNUR ADVIERTE A LA UE CONTRA LA DEVOLUCIÓN DE REFUGIADOS

El alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Phillipo Grandi, recordó a la UE que "una persona que busca asilo solo puede ser devuelta si se salvaguarda su protección".

Grandi, que intervino ante el pleno del Parlamento Europeo, que debate la situación de la mujer refugiada, mostró su preocupación por que en Europa se llegue a una situación de "devolución de refugiados sin las garantías de protección necesarias". El alto comisionado mostró esta preocupación después de citar el acuerdo alcanzado ayer entre Turquía y la UE, "conversaciones de las que no formamos parte".

Previamente, la responsable para Europa del ACNUR, Vicent Cochetel, señaló que "la expulsión colectiva está prohibida por la Convención Europea de Derechos Humanos, y un acuerdo que parece que establece la expulsión directa de extranjeros hacia un país tercero no es consistente con la legislación europea ni con la legislación humanitaria internacional".