La UE trata de cerrar el presupuesto 2013 antes de la medianoche

La Comisión presentó una propuesta de 9.000 millones de euros, que no logró el apoyo de los Estados miembros

España y otros 14 países defenderán hoy en la Eurocámara que no se reduzcan las ayudas regionales

internacional

| 13.11.2012 - 08:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Unión Europea (UE) tratará de cerrar el presupuesto comunitario para 2013 antes de la medianoche de hoy, cuando finaliza el plazo previsto para lograr un consenso, para lo que tendrá que salvar las diferencias que mantienen los Veintisiete y el Parlamento Europeo.

Pese a la presión que impone el reloj, el acuerdo está lejos de estar asegurado y las negociaciones se anuncian complejas, según confirmaron fuentes comunitarias. Las discrepancias entre la Eurocámara y los Estados miembros ya impidieron que se lograra un consenso el pasado viernes, en una ronda de negociaciones de la llamada fase de conciliación, que finaliza esta noche.

Los eurodiputados exigen que, antes de entrar en las negociaciones de los presupuestos 2013, se llegue a un acuerdo sobre el presupuesto rectificativo para 2012 presentado por la Comisión Europea, destinado a paliar la falta de fondos que sufren algunos programas comunitarios, como la beca Erasmus.

El Ejecutivo europeo presentó una propuesta inicial de 9.000 millones de euros, que no logró el apoyo de los Estados miembros necesario para su aprobación, ya que una minoría de bloqueo abogaba por reasignar fondos europeos de otros programas, en lugar de aportar más financiación a cargo de las cuentas nacionales.

Ante esta negativa, la Comisión Europea puso sobre la mesa una nueva propuesta que rebajaba a 7.600 millones el monto adicional exigido a los Veintisiete para 2012, mientras que los 1.400 millones restantes se trasladarían a los presupuestos de 2013, de modo que se aumentaría la partida de pagos en esa misma cantidad y se situaría en 134.100 millones de euros.

Para 2013, los Veintisiete apuestan por un presupuesto ajustado, con un aumento de los pagos en el 2,79 % con respecto a 2012 y del 1,27 % en el caso de los compromisos (el importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer la UE).

En cuanto a los eurodiputados, han defendido una subida del 6,82 % en pagos y del 2,2 % en compromisos, un planteamiento más cercano a la propuesta original de la Comisión Europea (incremento del 6,85 % y el 2 %, respectivamente), que fue rechazado por los Estados miembros, dando lugar al proceso de mediación que expira hoy.

De no lograrse un acuerdo, la Comisión Europea tendrá que presentar una nueva propuesta presupuestaria para 2013, de modo que hasta que se llegue a un consenso se prorrogarían los de este año.

Hasta que se aprobase, Bruselas podría gastar cada mes una doceava parte de las dotaciones presupuestarias de 2012 o de su proyecto presupuestario para el próximo ejercicio fiscal, la que sea menor.

LAS AYUDAS REGIONALES SE DEBATEN EN LA EUROCAMARA

España y otros 14 países defenderán este martes en el Parlamento Europeo que los próximos presupuestos de la Unión Europea para el periodo 2014-2020 mantengan los apoyos necesarios para permitir una política de cohesión "fuerte".

La mayoría de países estarán representados por sus jefes de Estado o de Gobierno, aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es "uno de los pocos" líderes que no asistirán al encuentro. En su lugar, la delegación española estará encabezada por el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, será el anfitrión de los llamados 'amigos de la cohesión' para defender el mantenimiento de los fondos para esta política, en un encuentro que ha sido coorganizado por el primer ministro polaco, Donald Tusk, y por el portugués, Pedro Passos Coelho.

El primer ministro griego, Antonis Samaras, ha confirmado también su presencia justo cuando se discute si se desbloquea el siguiente tramo del rescate heleno.

También están invitados los actores sociales que estarán representados por la patronal europea Business Europe y por la Confederación de sindicatos europeos (ETUC) y el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso.

Los países que defienden que no se reduzcan las ayudas a las regiones son, además de España, Eslovaquia, Bulgaria, República Checa, Croacia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovenia.

En las negociaciones sobre el presupuesto de la UE se enfrentan a los denominados "amigos de gastar mejor", grupo que cuenta con el apoyo de la presidencia chipriota y reúne a los partidarios de recortar el gasto: Reino Unido, Finlandia, Holanda, Alemania, Austria, Italia, Suecia, Finlandia y Dinamarca.