La UE se muestra crítica con Suiza y su decisión de restringir la inmigración

Bruselas subraya a Suiza que la libertad de movimientos es "sagrada" para UE

"Habrá consecuencias" asegura el titular de Exteriores de Luxemburgo

Comisión Europea

internacional

| 10.02.2014 - 13:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) se mostraron críticos con los resultados del referéndum suizo que limita la libertad de movimientos de personas y coincidieron en que es necesario revaluar la situación. "Habrá consecuencias.

Uno no puede liquidar la libre circulación de los ciudadanos... No se puede tener por un lado un acceso privilegiado al mercado interior de la UE y, por otro lado, diluir la libre circulación", afirmó el titular de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, a su llegada al consejo de ministros que se celebra hoy en Bruselas.

Aunque el resultado del referéndum suizo no forma parte de la agenda de los ministros de Exteriores de la UE, fuentes diplomáticas indicaron que se analizará si algún ministro propone abordar la situación.

Los suizos aprobaron en un referéndum, por el 50,3% de los sufragios, volver a limitar la entrada de ciudadanos de países de la Unión Europea a su mercado laboral mediante el establecimiento de cuotas anuales de aquí a tres años.

La Comisión Europea (CE) emitió un comunicado en el que "lamenta" la iniciativa, consideró que la medida "va en contra del principio de libertad de movimiento entre la UE y Suiza" y avanzó que "examinará las implicaciones en las relaciones bilaterales".

CRÍTICAS A LA DECISION

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, señaló que el resultado es "perjudicial para Suiza, porque vive de la fama de ser un país abierto y porque la economía helvética depende de la inmigración de profesionales bien cualificados de Europa y vive económicamente del comercio con sus socios".

Agregó que la UE "quiere relaciones justas con Suiza y eso significa que, si se aprovecha de los beneficios, también tiene que aceptar los aspectos negativos".

La UE, según indicó Asselborn, "no puede responder que limita ahora el acceso al mercado interior. No podemos diluir el principio de la libertad de circulación", considerado por los Veintiocho como uno de los pilares fundamentales comunitarios.

El ministro luxemburgués también señaló que hay muchos empleos y buena parte del comercio entre la UE y Suiza dependen de la relación entre las dos partes.

"Sólo puedo condenar a aquellos que, en Suiza, han tomado esta iniciativa, que es contraria a los principios fundamentales de la UE", agregó el ministro, que criticó "la cortedad de vista" del líder de la ultraderecha helvética y promotor de la iniciativa, Christoph Blocher.

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha considerado "preocupante" el resultado del referéndum celebrado en Suiza y ha lamentado que los helvéticos hayan optado por "replegarse en sí mismos". "Es paradójico, ya que Suiza hace el 60 por ciento de su comercio con la Unión Europea", ha subrayado el jefe de la diplomacia gala, que ha dejado claro que la decisión traerá consecuencias para el país alpino.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, se refirió a que hay que "respetar los resultados del referéndum en Suiza", al tiempo que señaló que "está claro que tendrá que haber negociaciones".

"Las implicaciones serán muy intensas en la relación con Suiza", dijo el jefe de la diplomacia belga, Didier Reynders, quien subrayó que "la Comisión Europea tiene que evaluar ahora la situación y lo que se va a hacer. La libertad de movimientos de circulación de personas es fundamental en la UE".

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, expresó su "decepción" por los resultados del referéndum helvético, durante el viaje que hoy emprendió a Oriente Medio.

"La UE tiene acuerdos con Suiza, en los que la libertad de movimientos de los ciudadanos está garantizada. Si como consecuencia de este referéndum, Suiza tiene que modificar leyes para limitar la libertad de movimientos a los ciudadanos de la UE, tenemos que reaccionar, discutirlo y quizás renegociar al acuerdo con Suiza", dijo Schulz.

Subrayó también que corresponde a Berna decidir "si quieren o no suspender los acuerdos con nosotros. Mientras el Gobierno suizo no reaccione, los acuerdos existen, y el impacto de limitar el libre movimiento de ciudadanos y de otros elementos del mercado interior de la UE, como la libertad de movimiento de mercancías, capitales o servicios, tenemos que verlo".