La UE revisará a partir de 2011 los presupuestos nacionales antes de su aprobación parlamentaria

internacional

| 07.09.2010 - Actualizado: 17:01 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Unión Europea revisará a partir de 2011 los presupuestos nacionales de los Estados miembros antes de su aprobación parlamentaria para detectar posibles desequilibrios y prevenir futuras crisis de deuda. Esta reforma, sobre la que ya se logró un acuerdo político el pasado mes de junio, ha sido aprobada formalmente hoy por los ministros de Economía de los Veintisiete. Desde el año que viene, los Estados miembros deberán presentar a Bruselas durante el mes de abril su planes presupuestarios y reformas previstas para el ejercicio siguiente. Para elaborarlas, deberán basarse en las prioridades económicas que se decidan en la UE en marzo. Estos proyectos presupuestarios serán examinados por la Comisión y por el Ecofin en junio y julio de cada año, antes de su aprobación en los parlamentos nacionales, lo que permitirá introducir correcciones si la UE detecta desequilibrios o incoherencias importantes.

El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha explicado que la UE no examinará los presupuestos nacionales en detalle, sino que se limitará a revisar las principales hipótesis que sostienen las cuentas públicas, como la previsión de crecimiento o inflación, así como los principales agregados, como el total de ingresos y de gastos y los objetivos de déficit.

"Bruselas no sustituye a los parlamentos nacionales. No está ni en su intención ni en sus posibilidades", ha destacado la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado. El denominado 'semestre europeo' de revisión presupuestaria, ha proseguido la vicepresidenta económica, ayudará a España a "definir nuestras prioridades antes" en todos los niveles de la administración y "tener más tiempo para explicarlas".

"Para España, como un país descentralizado, es un elemento positivo", ha dicho Salgado.

En contraste con los progresos logrados para reforzar la coordinación de las políticas presupuestarias, los ministros de Economía de la UE encallaron este lunes en las negociaciones para endurecer las sanciones contra los países con déficit excesivo. España rechaza que se suspendan los fondos europeos a los Estados infractores, tal y como ha propuesto la Comisión Europea.

La vicepresidenta económica ha admitido que hay "algunas dificultades" en las negociaciones para fortalecer el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que avanzan "un poco más lentamente de lo que a algunos les gustaría".