La UE, horrorizada por la situación en Siria, reclama medidas a China y Rusia

Un convoy de Cruz Roja suspende hasta mañana su entrada en barrio de Baba Amro

internacional

| 02.03.2012 - Actualizado: 17:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Los líderes de la Unión Europea (UE) declararon hoy su horror ante la violencia en Siria y reclamaron a China y Rusia que levanten su veto a una resolución contra el régimen de Bachar al Asad en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Estamos horrorizados con las atrocidades en Siria", resumió el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la rueda de prensa celebrada al término de la cumbre comunitaria.

El político belga, que discutió hoy la situación en Siria con los jefes de Estado y de Gobierno europeos, vino a reconocer un cierto sentimiento de impotencia en el seno de la Unión.

"Hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano sin intervención militar", aseguró.

Los líderes, a propuesta francesa, discutieron la posibilidad de cerrar todas las embajadas europeas en Siria como una medida de presión más, pero no hubo un acuerdo, según fuentes comunitarias.

París anunció al término de la reunión que clausurará su delegación, pero tanto el cuerpo diplomático europeo como varios países defendieron la conveniencia de mantener personal sobre el terreno.

El Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige Catherine Ashton, sin embargo, ofreció acoger en sus instalaciones en Damasco a diplomáticos nacionales de los socios que opten por cerrar sus embajadas, explicaron las mismas fuentes.

El presidente español, Mariano Rajoy, explicó por su parte que su Gobierno sólo dará el paso si es de forma coordinada con el resto de la Unión.

Sin nuevas acciones, las conclusiones de la cumbre comunitaria insistieron en la vía mantenida hasta ahora por los Veintisiete: continuar con las sanciones mientras no se detenga la represión, y reclamar una acción frente a Al Asad en la ONU.

"El Consejo Europeo llama una vez más a todos los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, particularmente a Rusia y China, a trabajar juntos en un esfuerzo para parar la violencia", señaló el documento.

El primer ministro británico, David Cameron, reclamó a Moscú y Pekín que "miren más allá, vean el sufrimiento del pueblo sirio y se piensen dos veces su apoyo a este régimen criminal".

Cameron subrayó que son necesarias "más medidas de presión" por parte de la comunidad internacional, algo que también reclamó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que anunció además el cierre de la embajada gala en Siria.

"Lo que pasa (en Siria) es un escándalo.

Absolutamente inaceptable", insistió Sarkozy, quien aseguró que la UE no dejará de presionar en el Consejo de Seguridad para lograr movimientos.

Mientras no haya una resolución del máximo órgano de la ONU, Francia no irá más allá de donde ha ido hasta ahora y descarta, por ejemplo, dar armas a la oposición.

"No haremos nada sin una resolución del Consejo de Seguridad", aseguró.

Mientras tanto, la UE reconoció al Consejo Nacional Sirio -la principal plataforma opositora- como un "representante legítimo" de los sirios, pero reclamó a la oposición una mayor unidad.

FRANCIA CIERRA SU EMBAJADA EN DAMASCO

Francia ha decidido cerrar su embajada en Siria "por motivos de seguridad", explicó hoy el Ministerio de Exteriores, que no entró en si eso supone la ruptura de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

El portavoz del Ministerio, Bernard Valéro, que no dio precisiones sobre los problemas de seguridad que habían conducido a esa clausura de la legación diplomática, señaló en conferencia de prensa que la operación concierne a "una decena de personas".

Tras el anuncio, que había hecho poco antes por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, Valéro afirmó no poder pronunciarse sobre si el cierre de la embajada acarrea el fin de las relaciones diplomáticas con el régimen sirio de Bachar al Asad.

UN CONVOY DE CRUZ ROJA SUSPENDE SU ENTRADA EN EL BARRIO DE BABA AMRO

El convoy de ayuda humanitaria que hoy se dirigió al barrio de Baba Amro, en la ciudad siria de Homs, para suministrar asistencia urgente y evacuar a los heridos ha suspendido su entrada en la zona hasta mañana.

Según informó a Efe el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Siria, Saleh Dabakeh, "al parecer, pasaremos hoy la noche en la ciudad, ya que se está más seguro allí. Le daremos otra oportunidad mañana".

Siete camiones cargados con alimentos y medicinas y tres ambulancias salieron de Damasco esta mañana, pero, según Dabakeh, la caravana ha "intentado entrar en Baba Amro desde el mediodía, sin suerte".

"Las adversas condiciones meteorológicas, con nieve y mucho frío, ha sido una de las razones. Además, desconocemos las necesidades concretas dentro del vecindario.

También es viernes, y podría ser inseguro intentarlo hoy", dijo Dabakeh, en alusión al día musulmán de la oración, que suele registrar las mayores protestas contra el régimen.

EL CICR recibió ayer la autorización por parte de las autoridades sirias para entrar en el barrio de Baba Amro, después de que este bastión de los rebeldes sirios fuese asediado durante 27 días por las fuerzas del régimen.

El Gobierno sirio había anunciado previamente haber recuperado el control total de Baba Amro y "limpiado la zona de grupos armados", tras una última ofensiva terrestre de dos días.

Por otra parte, en Rastan, un ataque con obuses de morteros del ejercito sirio ha asesinado al menos a 10 personas cuando protestaban contra el dictador Al Assad.